La BBC enseña el talonario

El presentador de 'Top Gear', Chris Evans, es el que más cobra en la BBC. :: D. M. / reuters

El Gobierno británico obliga a la cadena de televisión a desvelar los salarios de 96 de sus estrellas, que suman 40 millones de euros

MIGUEL OLMEDA

El secreto llevaba 95 años guardado bajo llave, y una vez descubierto no ha dejado indiferente a nadie. La BBC desveló ayer, por primera vez en su historia y obligada por el Gobierno británico, los salarios sus principales 'talents'. Casi 30 millones de libras -40 de euros- salidas principalmente del bolsillo de los contribuyentes y repartidas entre cerca de un centenar de presentadores.

El motivo del anuncio se esconde detrás de una cláusula de la última renovación por once años de la Carta Real, un documento que permite a la BBC operar con independencia política y comercial. Fue el exministro de Cultura John Whittingdale quien pidió en 2016, con el apoyo del resto del Gobierno de David Cameron, que la televisión publicase los sueldos superiores a 150.000 libras anuales. «Se trata de transparencia, de que la BBC sea capaz de presentar un buen argumento de por qué cree que ciertos individuos valen todo ese dinero», argumentó Whittingdale a la propia cadena.

El surtido de 96 estrellas es de lo más variopinto y en sus salarios no sólo hay distinciones en función de la audiencia, sino que se delatan groseras diferencias entre hombres y mujeres. Chris Evans, presentador de 'Top Gear', se embolsa anualmente la friolera de 2,5 millones de euros, el que más en toda la cadena. En cambio, la mujer mejor pagada 'apenas' cobra 517.000 euros. Y eso que 'Bailando con las estrellas', el programa de Claudia Winkleman, multiplica por seis la audiencia del emblemático espacio de automovilismo en las islas, aunque éste se emite también en el resto del mundo.

Todavía más exagerada es la brecha étnica, reflejada en los presentadores de los informativos. Mientras el periodista de raza negra George Alagiah tiene un sueldo de 287.500 euros, su homólogo blanco Jeremy Vine casi lo triplica con 805.000. «Todavía hay mucho por hacer para conseguir la igualdad y desmontar los desequilibrios existentes en términos de género o minoría étnica», confesó Tony Hall, director general de la BBC, una vez se hicieron públicos los emolumentos de sus estrellas.

Gary Lineker fue un delantero excelso, probablemente el mejor que haya dado nunca el Reino Unido. Pero tuvo la mala suerte de caer en una época, los años ochenta, en la que la Premier League todavía no lo era como tal y los ingresos televisivos no habían creado esa burbuja en la que el fútbol inglés vive inmerso en la actualidad.

Precisamente son esos contratos estratosféricos con las cadenas, que permiten a los clubes de las islas fichar sin control y sobrepagar a sus jugadores, también los culpables de que Lineker cobre hoy de la BBC, dos décadas después de retirarse, mucho más dinero que cuando vestía de corto. Concretamente, dos millones de euros por presentar 'Match of the Day', el programa de resúmenes de partidos más visto en la televisión británica.

Fotos

Vídeos