Extra Esic

Las ventajas de estudiar el MBA que te impulsará a una posición laboral de privilegio

Las ventajas de estudiar el MBA que te impulsará a una posición laboral de privilegio
Los másteres en dirección y administración de empresas de ESIC logran la acreditación internacional AMBA, la más prestigiosa del mundo que tienen menos de un 2% de las escuelas de negocio

Profesionales que quieren avanzar en su trayectoria laboral, directivos que aspiran a destacar en la jerarquía de su empresa o empresarios que son conscientes de la importancia de dar un paso al frente para destacar en un mercado altamente competitivo. Sin duda, el estudio de un máster en dirección y administración de empresas (MBA) se ha convertido en la herramienta esencial para cualquier profesional que pretenda divisar el escenario laboral desde una posición de privilegio.

Aun así, la gran cantidad de MBAs que existen en el panorama formativo nacional exige que el futuro alumno elija con mucha cautela el título que realmente le haga despuntar. En ESIC Business & Marketing School conocen perfectamente esta situación y acumulan más de 30 años de experiencia docente en MBAs para conformar un máster con acceso a la bolsa de empleo desde el primer día de clase, con un ratio de empleabilidad del 91% y que permite al alumno disfrutar de los convenios firmados por ESIC con más 2.500 empresas nacionales e internacionales.

Son los propios alumnos, como Beatriz Gallardo, jefa de proyectos en Centro de Satélites de la Unión Europea, quienes avalan, tras obtener su título, los MBA de ESIC: «La escuela ofrece exigencia, calidad, prestigio y una experiencia muy positiva».

O como Adriá Buzón, CEO y cofundador de Cuideo: «Aposté por ESIC porque es de las escuelas de negocio que más se centra en el emprendimiento y en el mundo 'startup'. ESIC ha sabido actualizarse y, por lo tanto, adaptarse muy bien en el entorno del mercado competitivo que es donde aprendes y está el negocio».

Estas más de tres décadas de experiencia otorgan a ESIC la capacidad de transmitir unos conocimientos durante las clases del EMBA que se convierten en beneficios concretos para los alumnos: visión estratégica, eficacia en la toma de decisiones, liderazgo en la dirección de equipos, perspectiva internacional, fomento de la iniciativa emprendedora y un largo etcétera. Unos beneficios patentes que vienen de la mano de los factores diferenciales que distinguen el título del EMBA (en Andalucía, la escuela de negocios cuenta con el título en formación Executive, con dos sesiones a la semana en la tarde de los viernes y la mañana de los sábados). Estos factores se resumen en la aplicación de contenidos ajustados a la realidad empresarial y aplicables de forma inmediata; un claustro de profesores de perfil eminentemente directivo y profesional; el desarollo de competencias directivas adaptadas a la experiencia y carrera profesional de cada participante; una dinámica de intercambio de experiencias, tanto entre los participantes como en el profesorado; el fomento del trabajo en equipo, ya que la mayor parte de las evaluaciones se realizan en grupos de trabajo en base al desarrollo de casos reales y la elaboración de un proyecto final que supone la puesta en marcha de una iniciativa emprendedora con su correspondiente plan de negocio.

Todos estos factores diferenciales cobran especial valor gracias a los múltiples reconocimientos que reciben cada año los MBAs que se imparten en ESIC. La escuela pertenece al Executive MBA Council, donde solo están seis escuelas de negocio de toda España, y figura en las primeras posiciones de numerosos rankings: Bloomberg Businessweek, Poets & Quants, CNN Expansión, QS o Youth Incorporated.

Pero, sin duda, el gran hito que han logrado este mismo año todos los MBAs que imparte ESIC es la acreditación AMBA que otorga la única institución que acredita estos másteres a nivel mundial: Association of MBAs (AMBA). Con esta privilegiada distinción la escuela de negocios entra a formar parte de las más prestigiosas instituciones educativas a nivel internacional, ya que menos de un 2% de todas las escuelas pueden presumir de la acreditación.

Es más, ESIC se ha convertido en la primera institución educativa que la obtiene en España después de 10 años. Los estándares de AMBA, que incluyen 50 criterios de evaluación, han valorado la calidad de ESIC en cuanto a su estrategia, su misión, el claustro de profesores formado en su mayor parte por directivos y profesionales del ámbito empresarial, su alumnado, sus programas curriculares y sus sistemas de evaluación así como el impacto de sus MBAs en las empresas. La acreditación involucra estándares que reflejan tendencias e innovación en programas de posgrado.

Para los estudiantes, el hecho de que su MBA contenga la acreditación AMBA supone una garantía de calidad diferencial del programa que realizan. Además, les facilita la conexión con profesionales de los mejores programas MBA del mundo, mientras que a los empleadores les permite vincular líderes formados bajo estándares de calidad únicos y diferenciales a nivel mundial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos