¿A qué edad debe empezar tu hijo a estudiar inglés?

Los idiomas han cobrado mucha importancia en los últimos años, de ahí que a los progenitores les surjan dudas acerca del momento de comenzar su aprendizaje y el método más idóneo

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

La respuesta a esta pregunta es: cuanto antes mejor. Lo ideal sería que el médico que asiste al parto ya recibiera al bebé en inglés con un 'hello' y que los padres (si conocieran el idioma) le hablaran todos los días un ratito. Pero como esto es España y los padres mayoritarimente hablan castellano en casa, con el paso de los primeros años de vida de sus hijos, les embarga el agobio de que sus vástagos aprendan inglés. Y surge la duda de a qué edad y qué metodo es el más idóneo para tener hijos bilingües.

La psicopedagoga María del Mar Vera asegura que, científicamente no hay una edad ideal para comenzar a estudiar otros idiomas, pero que cuanto antes lo hagan, mejor. Para ello recomienda lo que ya muchos padres aplican por sentido común: ponerles canciones y los dibujos que ven en la tele en inglés. Todo ello favorece que el pequeño vaya adquiriendo las destrezas necesarias para hablar otro idioma.

Vera señala que lo habitual es que los padres se planteen acercar a sus hijos al inglés cuando comienza la escolarización a los 3 años, "porque los niños ya van adquirriendo hábitos como estar sentandos, prestar atención, que les ayudarán también en el aprendizaje del inglés".

Comenta que comenzar demasiado pronto tiene sus pros y sus contras. La ventaja es que los niños cuanto más pequeños, mejor absorven los conocimientos. 'Los niños son esponjas' es una afirmación títpica de los padres con respaldo científico. Sin embargo, los niños bilingües tardan más en hablar "porque tienen más que procesar ya que entienden dos idiomas", advierte la piscoterapeuta. Los niños que estudian en coleguios bilingües, suelen tener problemas de escritura y comenten muchas faltas de ortografía en su lengua materna, advierte Vera.

A la hora de elegir academia, los padres encuentran, sobre todo dos métodos: el tradicional, basado en el aprendizaje académico, y el natural, que plantea la adquisición del nuevo idioma como la propia lengua materna.

En Kid's&Us las clases se imparten desde 1 a 18 años y se aprende como la lengua materna. Los bebés acuden a clase son sus padres y realizan actividades del día a día, como el de cambio de pañal, el momento del baño, ir al parque.

La directora de Kid's&Us Marbella, Marta Ortega, explica que los estudios dicen que de los 0 a los 7 años se adquieren todas las herramientas de aprendiazaje de una lengua de forma natural; "es cuando estamos preparados para aprender un idioma sin ningún esfuerzo y a partir de los 7 años el oído empieza a cerrarse y empiezan las diificultades", señala.

Reconoce que esta escuela no ha inventado nada nuevo y se basa en la lógica y en lo natural. "Lo raro es lo que se hace con el método tradicional que se salta el ritmo normal de adquisición de una lengua: escuchar, comprender y hablar; y comienza por la escritura y la lectura", aclara Ortega. "Cuando hablamos con nuestros hijos pequeños no les explicamos donde va el verbo, el sujeto.Utilizamos estructuras completas y todos los tiempos verbales; no porque sean pequeños, les hablamos con vocablos sueltos y sólo en presente", expone la directora para sustentar el método de la escuela.

Es tal el nivel de confianza en el método, que Kid's&Us no acepta nuevos alumnos a partir de los 7 años a no ser que sean niños que hayan tenido un contacto muy rico con el idioma. Aunque esto limite mucho el negocio al reducir la edad de los potenciales alumnos.

"Los padres están cada vez más concienciados de que la edad es muy importante y de que el método tradicional no funciona. En España los adultos nos pasamos la vida invirtiendo tiempo y dinero en el inglés y no conseguimos hablar el idioma, sabemos mucho de gramática, pero hablar muy poquito" insiste Ortega.

De la otra parte 'Listen and Learn Escuelas de Inglés' inicia sus cursos a partir de los 4 años. Coinciden en que cuanto antes el niño tenga contacto con el idioma, mejor será su aprendizaje. Pero consideran que es necesario que los pequeños estén habituados a la dinámica escolar que les permita estar en clase de forma autónoma para iniciar el aprendizaje.

Laura del Valle, gerente de 'Listen and Learn Marbella', comenta que algunos padres son reticentes a matricular a sus hijos pequeños en estas clases de idiomas porque mantienen que aún no saben leer, ni escribir. "Cuando les decimos que sus hijos saben español aunque no lo sepan leer, ni escribir, entonces caen en la cuenta de que hay muchas forma de aprender antes de esa etapa", señala la gerente.

La ventaja de estas escuelas es que cualquier niño, a cualquier edad, puede comenzar a estudiar un idioma. Se agrupa a los alumnos por edad y por nivel, teniendo en cuenta que ,desde el punto de vista pedagógico, hay muchas diferencias.

Del Valle, advierte respecto al método natural, que en su escuela se certifica el nivel de ingles adquirido por medio de los exámenes oficiales de la Universidad de Cambridge. Explica que algunos padres afirman que les basta con que sus hijos sepan el idioma, aunque carezcan de certificado. "Es como si haces una carerra universitaria y al final rechazas el título porque ya has aprendido todo lo que debías. Con el inglés pasa igual. Si tienes un nivel, acredítalo porque cada vez se exige más esta titulación", concluye.

Fotos

Vídeos