Dime qué edad tienes y te diré que helado tomas

Dime qué edad tienes y te diré que helado tomas

Hablamos con diferentes expertos heladeros para saber cuáles son los sabores preferidos por generaciones

ANDREA JIMÉNEZMálaga

Llega el verano y con él, su producto estrella: los helados. Miles de heladerías abren sus puertas con todo un arcoiris de sabores y formas, que contempla desde el típico helado de chocolate hasta las versiones más novedosas como el de mojito. Su proceso de elaboración ha cambiado mucho con el paso de los años, y también la forma de servirlos. La tarrina, con sus múltiples diseños y tamaños, ha desbancado al mítico cucurucho de galleta, por no hablar de los ingredientes, que cada vez son más innovadores. Pese a la gran variedad, son muchos los que piden su helado preferido allá donde vayan, y esa predilección por los sabores tiene mucho que ver con la edad. Te desvelamos los sabores preferidos por edades con la ayuda de varios expertos heladeros.

Lo más dulce para la infancia (hasta los 12-13 años)

-Kinder. Sí, el sabor del famoso huevo con regalitos. Aunque en esta ocasión no los trae.

"Hacemos muchísimos sabores relacionados con la famosa chocolatina, porque es uno de los que más se vende", explica Pablo Díaz, propietario de Helartia. Entre ellos, el kinder bueno y el 'happy hippo', que también tienen muy buena aceptación. Para completar la colección, hay sabores que usan alguno de sus ingredientes para darle un toque parecido al kinder, como el cremino de chocolate blanco, exclusivo de Kalúa, cuyo principal componente es la crema de avellana.

-Pitufo. Evidentemente es azul por tener el mismo color que los famosos dibujitos animados y se trata de helado con sabor a chicle. "Es un sabor que está pensado totalmente para los más pequeños", afirma Sergio Rodríguez, copropietario de la Heladería Chocolate.

Y es que las formas y colores de los helados tienen mucho que ver a la hora de decantarse por uno u otro. "Les encanta todo lo dulce, y sobre todo lo que les entra por los ojos, hay sabores muy coloridos y decorados", cuenta Juan Lauri, propietario de Heladerías Lauri, que sigue manteniendo los sabores de toda la vida. "Nuestros clientes vienen buscando lo de siempre. Aquí no hacemos extravagancias, preferimos mantener la calidad". Por eso, esta heladería tiene una versión artesanal y con mucha historia:

-Coyotes: es la versión 'de toda la vida', helados en forma de polos. En palo de madera, también suelen gustar mucho a los niños ya que los elaboran con sabores clásicos: vainilla, chocolate, nata o turrón.

-Oreo: la famosa galleta doble con crema de leche en su interior también tiene su versión en forma de helado. Reconvertida en una crema que mezcla ambas partes, incluye también trozos de la propia galleta, que lo convierte en un sabor muy apetecible para los pequeños.

Mucha fruta y cremas dulces para los jóvenes de hasta 30-40 años

Aunque ya no son niños, el gusto por los sabores dulces no cambia en esta franja de edad. Por ello, suelen gustar mucho los helados como:

-Cookies. Este helado varía según de que heladería hablemos, pero en el fondo todos tienen una misma esencia: basado en la tradicional galleta con chispas de chocolate elaborada con una masa de mantequilla y azúcar, que tiene su origen en Estados Unidos.

-Stracciatella. Nata y trozos de chocolate. Un helado básico, pero que gusta mucho a los jóvenes. Su nombre viene del italiano 'stracciato', que significa 'despedazado'.

-Helados elaborados con mascarpone. Son muchos los sabores en los que está presente, como el helado 'Fragolina', hecho con este queso, fresa y galleta, en Heladería Inma. También podemos encontrar el mascarpone en Kalúa, en su versión con dulce de leche y trozos de galleta, o con amarena (una variante de la cereza), en Cónico.

-Sabores de frutas. Los expertos suelen coincidir en que los sabores elaborados con frutas funcionan muy bien en la temporada estival. No faltan los helados de mango, sandía, limón, manzana o maracuyá. "Son muy frescos y se suelen pedir mucho en esta temporada", apunta Elisa Colle, de Cónico, que cuenta con 33 sabores en vitrina, de los cuales muchos están elaborados a partir de frutas.

-Chocolates. El sabor más tradicional por excelencia cuenta con muchas versiones, como el helado de nueces de macadamia con chocolate, de brownie o 'blonde' (chocolate blanco con dulce de leche), elaborados por Sergio Rodríguez, de Heladería Chocolate, que cuenta con más de 60 sabores. "Tenemos helado de chocolate belga o peruano no se suele ver por otras heladerías, ya que son ingredientes más caros", explica.

Adultos a partir de 40 años: la tradición manda

Los que nacieron en la época del 'baby boom', tienen muy claro lo que piden cuando llegan a una heladería: los sabores de toda la vida.

-Turrón. Sin duda el sabor por excelencia para los más adultos. Dentro de este ránking, el rey es, sin duda, el helado de turrón de Casa Mira. "Es el sabor que todo el mundo viene buscando", dice una de las heladeras de la cadena, Paqui Villalón. Esta tradicional heladería malagueña cuenta con 39 sabores, pero algunos son protagonistas indiscutibles. "Los mayores se suelen pedir crema tostada, turrón, mantecado... Sabores que son propios nuestros y que llevamos elaborando toda la vida", explica.

-Tutti Frutti. Si eres 'millenial', tal vez no sepas cuál es el sabor de este tradicional helado. Está elaborado a base de vainilla y trozos de diferentes frutas confitadas, y suele ser una opción muy recurrente entre los más mayores.

-Carapino. Nata con piñones y sirope de caramelo. Un clásico, que también tiene variantes como el sabor de nata con nueces, pero sin duda ambos muy demandados en esta franja de edad.

-Vino de Málaga. Son muchas las heladerías que incluyen un sabor elaborado con vino malagueño, como el de Chocolate, llamado 'tarta malagueña', o el de Casa Mira, que también incluye pasas.

-Chocolate negro. Este sabor es poco común, pero lo podemos encontrar en la Heladería Chocolate. "Este sabor se vende mucho entre la gente mayor, porque tiene un porcentaje bajo de grasa y no es muy dulce, sino que tiene un toque amargo", explica su obrador.

Pese a existir centenares de sabores, hay algunos que son indiscutibles a todas las edades: la fresa, la vainilla y el chocolate, como explica Juan Lauri. "Hay sabores que nunca se pueden olvidar. Nuestro sabor de fresa, por ejemplo, solo lo hacemos cuando es la temporada de la fruta".

La innovación transformada en helado

En lo que a innovación se refiere, las heladerías malagueñas se han atrevido a probar nuevas combinaciones y sabores que poco tienen de tradicionales. Prueba de ello es el helado de mojito, que podemos encontrar en Casa Mira, y que se suele hacer durante la Feria de Málaga, o el de 'gintonic', elaborado por Helartia.

Más allá de bebidas, los amantes de las torrijas pueden encontrarlas transformadas en helado en Chocolate, un sabor que fabrica únicamente en Semana Santa. La 'torta loca' también encuentra su versión más veraniega en Helartia, donde elaboran el sabor de este típico dulce malagueño, además de otros inspirados en el sabor del dulce de 'Pantera Rosa', o la famosa caña de chocolate.

Para los más saludables, tampoco faltan los helados con frutas, como el de yogur de plátano con mango de Helartia o el yogur con frutos rojos, de Kalúa, que también cuenta con el sabor de coco con chocolate blanco.

Fotos

Vídeos