¿Por qué el 28 de diciembre se celebra el día de los Santos Inocentes?

¿Por qué el 28 de diciembre se celebra el día de los Santos Inocentes?

Este jueves se conmemora esta festividad, cuyo origen nada tiene ver con las bromas a las que se asocia

Cada 28 de diciembre se celebra el Día de los Santos Inocentes, una fecha que se asocia a las bromas. Sin embargo, su origen dista mucho del humor y la frivolidad. En el Nuevo Testamento, San Mateo deja constancia de cómo, cuando nació Jesús, el rey Herodes ordenó una matanza en Belén para acabar con todos los niños menores de dos años y asegurarse así de que el anunciado Mesías, futuro Rey de Israel, era asesinado. Desde entonces, la Iglesia Católica conmemora cada 28 de diciembre la fiesta de los Santos Inocentes, para recordar esas crueles muertes infantiles.

Ya en la Edad Media se celebraban festejos paganos, pues el 28 de diciembre coincidía con «la fiesta de los locos», un regocijo lleno de sacrilegios e impiedades.

En España, además de las típicas bromas, la fiesta cobra especial notoriedad en algunas localidades. En Tremp (Lérida), se celebra este día colgando una llufa (muñeco de papel) gigante del campanario de la población. En la localidad alicantina de Ibi (Alicante) se reproduce una batalla de harina entre Gobierno y oposición en un ambiente carnavalesco. En Fraga (Huesca), la gente se lanza huevos y en la población valenciana de Jalance los más jóvenes toman «el poder» durante unas horas amenizados por las charangas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos