Detenido un joven en Vallecas tras agredir a su pareja y atrincherarse

Agentes de la Policía Nacional. /Archivo
Agentes de la Policía Nacional. / Archivo

Un ciudadano ecuatoriano, de 21 años, fue arrestado la madrugada del 31 de agosto después de atacar a su novia y arrojar cuchillos y navajas de afeitar a la Policía

EUROPA PRESSMadrid

Agentes de la Policía Nacional detuvieron en la madrugada del miércoles al jueves en Puente de Vallecas a un ciudadano ecuatoriano de 21 años tras agredir a su novia, atrincherarse en su casa y arrojar objetos como cuchillos o navajas de afeitar a los agentes que se personaron en el lugar de los hechos.

Así lo han confirmado fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid tras la información publicada por el diario El Mundo, en el que se explica que los hechos comenzaron en torno a las 23.30 horas del miércoles, cuando los vecinos alertaron a los agentes de que un hombre estaba pegando a su pareja en las zonas comunes del edificio del número 115 de la calle de Monte Perdido, en el Puente de Vallecas.

Ante las llamadas de varios vecinos, los agentes se personaron en el lugar de los hechos y se encontraron a la mujer, de 20 años, herida en las escaleras, que confirmó que había sido agredida y presentaba heridas en la cabeza. Ante la presencia policial, el presunto agresor se atrincheró en su vivienda.

Entonces, los policías alertaron a los servicios de emergencia para que atendiesen a la mujer que se encontraba herida, que posteriormente fue trasladada al Hospital Gregorio Marañón con pronóstico leve. Una vez atendida la víctima, los agentes reclamaron al hombre que saliese del domicilio para comprobar si había sido él el autor de los hechos.

Tras insultar y amenazar a los agentes durante varios minutos con una navaja a través de una pequeña ventana cercana a la puerta de su casa, comenzó a arrojar desde ese ventanal objetos punzantes a los agentes, según el atestado policial, dos sartenes, varios cuchillos, cuchillas de afeitar y una navaja de barbero abierta.

Los policías, ante la negativa del hombre a parar sus agresiones y entregarse, llamaron a los equipos de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR), que terminaron derribando la puerta con un ariete tras tirar el hombre las llaves por la ventana.

Finalmente, ningún agente resultó herido. Según las fuentes policiales, la víctima no había presentado ninguna denuncia contra el presunto agresor, que carecía de antecedentes policiales. El joven fue trasladado a la comisaría de Puente de Vallecas donde ya ha pasado a disposición judicial.

Fotos

Vídeos