No te deseo el mal, pero ojalá te hagan un 'ghosting' en San Valentín

No te deseo el mal, pero ojalá te hagan un 'ghosting' en San Valentín

"Me dejó en visto y nunca más lo he visto". 'Ghosting', también conocido como hacer una 'bomba de humo' o desaparecer como el que fue a por tabaco. El plantón de toda la vida pero en clave 'millennial'

ELENA PÉREZ HITA

En un capítulo de 'Black Mirror' existía la posibilidad de bloquear a las personas en la vida real cuando querías dejar de verlas definitivamente, sin explicaciones y sin dar la cara. Hoy lo más cerca que podemos estar de cortar una relación y no ver a esa persona nunca más es hacer un 'ghosting', también conocido como 'bomba de humo' o desaparecer directamente como el que fue a comprar tabaco. Según los expertos es la forma más cobarde de terminar con una relación cuando ya no satifasface o simplemente por miedo al rechazo.

'Ghostear' se refiere al acto de cortar una relación de raíz sin dejar rastro, ya sea de forma virtual o en la vida real. Aunque en la era digital va más alla pues se corta con todo tipo de comunicación, ya sea vía Whastapp, Facebook o Instagram. Hoy en día a través de las redes sociales se generan múltiples vínculos en las relaciones de pareja, por eso para desaparecer de verdad es necesario cortar esa vía de contacto. Muchos lo califican como una forma cobarde de abandonar a una persona ya que en lugar de sentarse a hablar cara a cara la persona en cuestión desaperece del mapa, dejando al 'ghosteado' con la eterna duda: «¿por qué, si ayer parecíamos los amantes de Teruel?» Has de saber que por mucho que busques no vas a encontrar respuesta.

"Me dejó en visto y nunca más lo he visto", una frase que resume la situación de todos aquellos que mandaron un whatsapp pero se quedaron sin respuesta. Viene del inglés 'ghost' que significa fantasma. Este neologismo se refiere precisamente a eso, desvanecerse como un fantasma.

El psicólogo Carlos Hidalgo considera que hay una relación directa entre el ‘ghosting’ y las nuevas tecnologías. «Ahora lo hace cualquiera, porque es mucho más fácil», afirma. A veces, el ‘fantasma’ envía un mensaje antes de bloquear a su víctima y escabullirse. Así se ahorra la cara de sufrimiento, las lágrimas, las recriminaciones o los insultos.

«Antes los electrodomésticos duraban toda la vida porque se reparaban. Ahora en cuanto tienen un desconchón, los tiramos. En las relaciones pasa igual», reflexiona. Si te he visto, no me acuerdo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos