Consejos para comprar y utilizar flotadores y juguetes acuáticos este verano

Una familia juega en una piscina con flotadores.
Una familia juega en una piscina con flotadores. / SUR

Para evitar disgustos en la playa o en la piscina es recomendable analizar previamente el etiquetado de estos productos antes de adquirirlos y de usarlos con niños

Rossel Aparicio
ROSSEL APARICIOMálaga

Son grandes protagonistas de las largas jornadas del verano en la playa o en la piscina. Imprescindibles para los niños -y para muchos adultos también-, su venta se intensifica con creces en los meses de calor. Hablamos de los recurrentes flotadores, manguitos y de la amplia variedad de juguetes acuáticos que cada verano adquirimos y que forman parte de nuestro 'set de vacaciones'. Aunque parezcan inofensivos, lo cierto es que hay que tener en cuentauna serie de recomendaciones sobre el etiquetado de estos productos antes de adquirirlos y de, por supuesto, usarlos con niños. Por cuestiones de seguridad y para ahorrarnos un disgusto, ofrecemos una serie de consejos para un disfrute correcto tanto de los flotadores, pistolas de agua y el largo etcétera de artilugios que se comercializan para el agua. ¿Vas a comprar? Si la respuesta es afirmativa no te pierdas estas advertencias que forman parte de la Campaña informativa de verano 2017 de la Federación Andaluza de Consumidores y Amas de Casa (Consumidores Al-Andalus). Toma nota de lo que tienes que revisar antes de comprar. ¡No te la juegues!

Recomendaciones para la compra y uso de flotadores y juguetes para el agua

  • 1

Comprueba que aparece el marcado 'CE' en el producto

En primer lugar debes cotejar siempre que en el artículo aparece el marcado 'CE'. Según explica Rocío De la Villa, portavoz de Al- Andalus, esta distinción garantiza «que el producto es seguro porque cumple las exigencias de las normativas europeas». De la Villa insiste en que si el artículo no lo tiene debes a empezar a dudar y descartar su compra «porque nadie te puede asegurar que ese producto sea seguro para tu hijo». «Es importante fijarse bien ya que hay muchos 'CE' falsos y hay que saber identificarlos», alerta.

  • 2

Lee con atención las instrucciones y características

Esta premisa es fundamental: , de seguridad, de mantenimiento del artículo así como todas sus características. Debes analizar todos estos detalles antes de comprar. El colectivo recomienda analizar «el modo de hinchado, deshinchado y el sistema para asegurar el tapón, así como los detalles sobre el modo de ponerse y quitarse el artículo, cómo asegurar el ajuste correcto y los procedimientos de almacenamiento y mantenimiento». Toda esta información debe aparecer detallado en el producto. Según matizan desde el colectivo, las instrucciones deben aparecer en castellano de forma obligatoria.

  • 3

Mira la edad recomendada

Comprueba que el rango de edad sea el apropiado para tu hijo. En ocasiones puede ocurrir que el juguete contenga piezas pequeñas o que el juego en sí suponga un riesgo para niños más pequeños. Por ello debes evitar riesgos adquiriendo los productos adecuados para cada edad.

  • 4

¿Es del año pasado? Mira su estado de conservación

Si decides rescatar el flotador o juguete del año pasado analiza antes su estado de conservación. «Hay que tener en cuenta que, si hace un año que no lo usas, tal vez su estado no sea el apropiado para dárselo a tus hijos», defiende De la Villa quien recuerda que para ello es necesario leer y cumplir minuciosamente con las instrucciones de mantenimiento del artículo en cuestión.

Niños juegan y se refrescan con pistolas de agua (archivo). / M. Bueso

  • 5

El ticket, a buen recaudo

¡Guarda el ticket! Recuerda que debes conservar siempre el ticket o factura de compra ya que será imprescindible para cualquier cambio o devolución posterior. Será un «documento probatorio de la adquisición del producto ante cualquier reclamación».

  • 6

¿No cumple las expectativas? Pide la hoja de reclamaciones

Si ves defectos en su funcionamiento o el artículo sencillamente está defectuoso puedes pedir la hoja de reclamaciones donde los compraste.Al-Andalus recuerda que, si detectas deficiencias en el artículo «que han lesionado tus derechos como consumidor» debes realizar este paso. Los establecimientos tienen la obligación de ponerlas a disposición de los consumidores y usuarios cuándo así lo soliciten.

  • 7

Plazo máximo de respuesta de la empresa ante una reclamación

-Una vez pongas la reclamación, la empresa dispone de un plazo máximo de 10 días para responder. Si no lo hace en ese plazo estipulado o si la respuesta no es satisfactoria,«existe la posibilidad de dirigirte a la Junta Arbitral de Consumo, y formular una solicitud de arbitraje, para intentar buscar solución al conflicto», indican en Consumidores Al-Andalus.

  • 8

Reclama por el bien de todos

Desde la federación de consumidores indican que, de detectar un error en el funcionamiento de un artículo, es necesario exponerlo ante Consumo para que el artículo en cuestión se incluya en la red de alertas de productos de consumo. «A veces ocurre que no es sólo un producto defectuoso de un consumidor, puede que sea una partida entera y que, por lo tanto, afecte muchos. En todos casos habría que retirarlos de la venta», advierte la portavoz de Al- Andalus que dispone de un teléfono de asesoramiento gratuito para abordar estas y otras cuestiones (954 56 41 02).

Fotos

Vídeos