Consejos para compartir Lotería de Navidad sin riesgos

Consumidores y asesores legales advierten de las precauciones que se deben adoptar, sobre todo si nuestro único garante es una foto de WhatsApp o un acuerdo verbal

Consejos para compartir Lotería de Navidad sin riesgos
Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

‘El mayor premio es compartirlo’, reza el lema utilizado por Loterías y Apuestas del Estado en la campaña publicitaria del Sorteo de Navidad. Sea por la satisfacción de celebrar en grupo una posible alegría al bolsillo o por rebajar costes en la inversión, el caso es que las estadísticas oficiales señalan que tres de cada cuatro españoles prefieren compartir su participación en la Lotería de Navidad antes que comprar un décimo de manera individual. Y ello entraña sus riesgos. «Confiamos en amigos y familiares, pero ¿qué pasa si luego, cuando toca, nos encontramos con algún sobresalto?», subrayan las asociaciones de consumidores y asesores legales que, como cada año, llaman a adoptar una serie de medidas para que el ansiado premio no termine convirtiéndose en una pesadilla.

Sin necesidad de tener que acudir a un notario para que dé fe de que jugamos un décimo con el vecino basta con adoptar una serie de precauciones básicas.

La Asociación de Consumidores FACUA ofrece cinco consejos clave a tener en cuenta:

  • 1

Fotocopiar el décimo y repartir una copia a cada uno de los jugadores, evitando así que surjan dudas sobre el número.

  • 2

Especifica en la fotocopia la cantidad que aporta cada uno

  • 3

Firma la fotocopia por todas las personas con las que se comparte el décimo. ¿Qué pasa si sólo tengo como justificante una foto de WhatsApp? Aunque tradicionalmente se han diseñado participaciones o papeletas físicas, en la actualidad las plataformas de mensajería instantánea están ganando terreno a la hora de compartir el número y la cantidad apostada. La comodidad que ofrece este tipo de sistemas permite hacer partícipe a cualquier persona del mundo, de manera virtual, y con toda seguridad jurídica si se siguen algunas pautas básicas, ya que los mensajes de la aplicación pueden ser un elemento de prueba que acredite la participación en un número premiado, siempre y cuando aparezcan los datos del depositario y los participantes.

Los expertos legales de la empresa DAS Seguros ponen el acento sobre las claves para estar preparados para compartir la lotería a través de WhatsApp:

1. Crea un grupo específico para compartir cada décimo, con todos los contactos que participarán del número.

2. Envía una imagen del boleto que se juega. Además es conveniente escribir un mensaje explicativo indicando la información completa: cantidad total, participación de cada persona, fecha del sorteo, etc.

3. Explicita quién custodiará el décimo. El encargado de comprar y custodiar la lotería será el depositario, y jugará el papel más importante de todos ya que adquiere un compromiso con el resto de partícipes. Como máximo responsable del premio que pudiera tocar, si pierde el décimo tendrá que denunciarlo ante las autoridades policiales lo antes posible, identificando el número, la serie y la fracción. Hay que tener en cuenta que el depositario podría ser demandado por el resto de participantes si pierde el décimo original o si se desentiende de las responsabilidades adquiridas.

4. Guarda los mensajes del grupo, incluso si es posible envíalos por correo electrónico para salvaguardar la información ante posibles contratiempos del dispositivo móvil o de la aplicación.

¿Qué puede pasar si no se toman estas precauciones y los conocidos nos fallan en caso de que toque?

«Hay que tener en cuenta que un décimo de lotería no deja de ser un título al portador. Ello quiere decir que la mera tenencia del mismo permite presumir que su poseedor es su titular y quien tiene el derecho a su cobro íntegro, salvo que se demuestre lo contrario. Y aquí es donde entra en juego la importancia de la prueba ya que, ante la falta de acuerdo entre las partes, será en definitiva un juez el que deba decidir en función del material probatorio que se le haya presentado», explica Rosalía García, abogada en Lexland Abogados.

«En segundo lugar, debemos tener claro que no existe una fórmula mágica para evitar este tipo de problemas. En definitiva, se tratará de poder probar ante un tribunal con cualquier medio de prueba admitido en Derecho y de la forma más fidedigna posible lo siguiente: el importe jugado, la identidad de los participantes, el grado de participación de cada uno y la realidad del desembolso de la aportación jugada», señala.

Por tanto, al final dependerá de la certeza que podamos transmitir al juez sobre los hechos y poder convencerle de que quien posee el décimo no es dueño de la totalidad del premio, por lo que es una cuestión que dependerá del caso concreto, como reconoce la abogada

No obstante, se pueden tener en cuenta las siguientes consideraciones:

1. No suelen ser suficientes tan sólo las declaraciones de testigos. En concreto la Audiencia Provincial de Barcelona no dio la razón a una madre que afirmaba que el décimo que su hija había comprado y custodiaba, lo era «a medias» y ello a pesar de que el dueño del bar donde se había adquirido testificó en ese sentido, recuerdan desde Lexland Abogados.

2. Los contratos verbales, aunque producen efectos jurídicos y son válidos en Derecho, no suelen ser suficientes cuando surgen este tipo de controversias por lo complicado de probar la validez y alcance del mismo. «Estamos pensando en el típico caso de comunidad de vecinos que todos los años viene vendiendo Lotería de Navidad a sus propietarios. Pues bien, la Audiencia Provincial de Valencia desestimó el recurso de un vecino que había ‘apalabrado’ con la presidenta de la comunidad la compra de un décimo sin abonarlo.

3. Inscripciones en el propio décimo. Lo ideal sería que en el reverso del propio billete apareciera toda la información. No obstante, no siempre resulta posible por la falta de espacio y además podemos correr el riesgo de deteriorar el billete. Se debe tener presente, que una vez presentado al cobro, el pago puede ser suspendido hasta su verificación si se observa que el décimo ha sido dañado, insiste la abogada.

4. Constancia por escrito. Como no es habitual acudir al notario por este tipo de cuestiones, lo recomendable, como se ha explicado, sería preparar un escrito fechado en el que se incorpore una fotocopia del décimo y se indique el total de participantes con su nombre completo, DNI/Pasaporte, el importe abonado por cada uno y quien lo custodia. Lo ideal sería que cada participante tuviera su propia copia del escrito con las firmas originales.

5. Uso de WhatsApp. «En vista de lo fácil que resulta manipular el contenido de las conversaciones de What’sApp y, en definitiva, cualquier mensaje transmitido por medios digitales, en juicio podría resultar necesaria la práctica de una prueba pericial que dejara constancia del verdadero origen de la comunicación, la identidad de los interlocutores y la integridad del contenido», asegura la abogada Rosalía García.

Desde Lexland Abogados añaden un último consejo. «No debemos olvidar que los premios que superen el importe de 2.500 euros se encuentran sometidos a un gravamen del 20%. Por lo que resulta muy importante que en el momento del cobro del décimo acudan todos los cotitulares para identificarse e indicar su cuota, de lo contrario podrían surgir también incidencias a nivel tributario».

En definitiva, se trata de tener en cuenta una serie de fáciles consejos para que no nos terminen aguando las fiestas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos