Condenado a 10 meses por abandono de una perra a la que hubo que amputar la pata

En el momento en el que la Guardia Civil rescató al animal, presentaba desnutrición y deshidratación, además de una grave infección en la pata trasera derecha

EFEOviedo

El Juzgado de lo Penal número 2 de Gijón ha condenado a un vecino de Ribadesella por tener a una perra en situación de abandono, a la que hubo que amputar una pata por una fractura sin tratar.

El fallo, contra el que cabe recurso, explica que el hombre tenía a la perra, mestiza tipo pastor, en un recinto vallado de Serín sin comida, ni agua ni lugar donde cobijarse de la lluvia o el sol.

El animal fue rescatado por agentes de la Guardia Civil el 5 de abril de 2016 ante las protestas de los vecinos.

La perra presentaba desnutrición y deshidratación, además de heridas supurantes y una infección en la pata trasera derecha, que finalmente hubo que amputar.

La perra fue acogida por la protectora de animales de El Trasgu, en cuyas instalaciones aún permanece.

Fotos

Vídeos