Condenado a 22 años cárcel por matar a su mujer en Zaragoza

El acusado tendrá que indemnizar a los padres de la víctima por una cuantía de más de 150.000 euros

EFEZARAGOZA

La Audiencia de Zaragoza ha condenado hoy a 22 años de cárcel a un hombre por haber asesinado a su pareja en Zaragoza en diciembre de 2016 y le ha impuesto una indemnización a los padres de la víctima por una cuantía de más de 150.000 euros.

Así lo establece el fallo de este caso que comenzó a juzgarse el mes pasado en la sección primera de la Audiencia Provincial de Zaragoza, en un jurado presidido por el magistrado Juan Alberto Belloch.

Acudieron a declarar los padres y uno de los hermanos de la víctima, dos vecinos del inmueble zaragozano en el que se produjo el asesinato y los agentes policiales que efectuaron la investigación; asimismo, se valoraron los dictámenes hechos por los forenses y por la propia Policía.

Salvador G.R., de 49 años, fue acusado de haber matado a su mujer, de 44, el 16 de diciembre de 2016.

En la madrugada de ese día, el inculpado, aprovechando que su mujer estaba dormida o semidormida, le asestó una serie de cuchilladas en diferentes partes del cuerpo (hasta 42, según la sentencia) que causaron su muerte. Avisada por los vecinos, dado que escucharon gritos de auxilio de la mujer, la Policía se personó "en pocos minutos" en el lugar de los hechos.

Fue el encausado quien abrió a los agentes, que vieron entonces que el pantalón de pijama que vestía estaba manchado de sangre. Les manifestó que había matado a su mujer.

La sentencia recoge las señales de ensañamiento del asesinato y que el encausado, al cometerlo, se encontraba en plenas facultades intelectuales y volitivas para "saber lo que hacía". De hecho, el acusado, antes de la llegada de la Policía, una vez cometido el crimen, tuvo tiempo de lavarse y de cambiarse la camiseta, y a lo largo de ese lapso no llamó ni a las fuerzas de seguridad ni a los servicios sanitarios en ningún momento.

Dicha sentencia no sólo recoge las circunstancias de este asesinato por violencia machista, sino que también refleja una serie de factores, como que el inculpado, durante el matrimonio, "había impuesto sus condiciones en el estilo de vida de la pareja, haciendo prevalecer sus decisiones en los temas importantes, alejándola y aislándola paulatinamente de su familia y su entorno".

Es éste un agravante de violencia de género, pues se retrata "una relación de dominación", establece la sentencia. La mujer había solicitado el divorcio.

Los elementos y circunstancias del caso hacen que en la sentencia quede claro que "el acusado Salvador G.R., al propinar las puñaladas a la víctima, tenía la intención clara y directa de causarle la muerte".

El Jurado, así, emitió un veredicto en el que se le declaraba culpable.

Y conforme a ese veredicto, el tribunal ha fallado la condena a Salvador G.R. como autor responsable de un delito de asesinato por violencia de género, lo que le supondrá una pena de 22 años, seis meses y un día de cárcel, así como la inhabilitación absoluta durante el tiempo de dicha condena y el pago de las costas procesales.

Durante la fase de libertad vigilada, tendrá prohibido acercarse al domicilio o lugar de estancia de los padres de la víctima, o de sus hermanos, y habrá de indemnizar con 75.000 euros al padre y con otro tanto a la madre de la mujer asesinada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos