Un concursante que ganó el bote de 'Pasapalabra', involucrado en un tiroteo contra narcotraficantes en Algeciras

Un concursante que ganó el bote de 'Pasapalabra', involucrado en un tiroteo contra narcotraficantes en Algeciras

Luis Esteban, agente de la Policía Nacional, se encontraba patrullando con otros compañeros cuando fueron recibidos a disparos por unos narcos escondidos en una vivienda

Por la letra T: disparo de un arma de fuego. Seguro que si al comisario de la Policía Nacional Luis Esteban le hubiera tocado esa pregunta en 'Pasapalabra' la hubiera acertado a la primera. Y es que, precisamente, fueron tiros los que sobrevolaron sobre los agentes que participaron en la operación contra el narcotráfico, dirigida por este ganador del rosco del popular concurso de Telecinco, en Algeciras y que terminó con 3.000 kilos de hachís incautados y cuatro detenidos.

Cuatro policías fueron tiroteados por los narcotraficantes cuando patrullaban cerca de una vivienda situada en la zona de Botafuegos en la ciudad gaditana. Al parecer, otros tantos jóvenes utilizaban el inmueble para esconder la droga y se atrincheraron allí después de confundir a los agentes con delincuentes disfrazados de policías. O, al menos, eso dicen ellos.

La situación se hizo tan tensa que fue necesaria la intervención de un negociador de la Policía para que los delincuentes depusieran su beligerante actitud. Finalmente, los narcotraficantes salieron de la casa pidiendo perdón por los, al menos, seis disparos, impactando algunos de ellos a escasos centímetros de los agentes.

«Cuando irrumpimos en la vivienda encontramos en torno a 100 fardos de hachís. Con total seguridad superará los 3.000 kilos», explicaba el comisario Luis Esteban que ayer hizo su rosco particular al tráfico de drogas. Asimismo, los agentes se incautaron de dos pistolas y dos escopetas, con munición, además de dos chalecos antibalas.

Poco antes, en La Línea de la Concepción, los agentes detectaban a un individuo que emprendió la huida ante la presencia policial y se ocultaba en un garaje de la zona. Los agentes accedieron al lugar y sorprendieron a varios jóvenes que huyeron por el tejado, logrando la detención de uno de ellos.

Tras inspeccionar el lugar, los policías localizaron un zulo situado bajo una ducha al que se accedía mediante un sistema hidráulico con un mando de accionamiento. Bajando al zulo se localizaron sacos de arpillera, resultando un total de 172 fardos que contenían más de 6.000 kilos de hachís. Además, fue localizada una furgoneta con placas dobladas y que figuraba como sustraída en Francia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos