¿Comprar provoca felicidad?

El estudio analiza los hábitos de consumo y al felicidad de los compradores. /SUR
El estudio analiza los hábitos de consumo y al felicidad de los compradores. / SUR

Un estudio de la consultora Cushman & Wakefield concluye que el 71% de los españoles se sienten bien cuando van de tiendas

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

Ir de compras también genera felicidad. Al menos así lo creen el 71,5% de los españoles, que aseguran sentirse bien cuando van de tiendas. Según se desprende de la primera edición del ‘Informe de la Felicidad’ elaborado por la consultora Cushman & Wakefield en centros comerciales de todo el país, esta sensación de bienestar se repite más en las mujeres: Ocho de cada diez aseguran ser felices cuando van a un recinto de compras frente al 56,5% de los hombres.

En concreto, más de la cuarta parte de los encuestados (76,3%) reconoce sentirse más feliz después de haber visitado un centro comercial. Esta situación se produce fundamentalmente entre el público más joven (de entre 18 y 25 años), en donde esa cifra asciende hasta el 81,7%. Los que menos, los situados en la franja entre 35 y 45 años con sólo un 73,9%. Por contra, dos de cada diez encuestados reconoció no sentirse más feliz después de visitar un recinto comercial.

¿Pero por qué? Según explica el psicólogo Roberto de Porras de Abreu, comprar provoca en los consumidores un sentimiento de satisfacción por el mero hecho de poder llevarse la novedad o, a veces, lo prohibitivo. El gerente de Psicólogos Málaga PsicoAbreu matiza sin embargo que muchos compradores confunden felicidad con alegría, ya que el sentimiento que se produce en el momento de la compra es pasajero. «También se trata de algo cultural, ya que uno trabaja durante toda la semana para poder comprar», reflexiona.

Siguiendo con el estudio, la oferta de moda es la que más felices hace a los compradores (36,5%), seguido del ocio y de la restauración (28,2%). En este aspecto es en el que más diferencias hay entre hombres y mujeres: mientras que ellas se decantan por la moda, ellos lo hacen mayoritariamente por el ocio y la restauración. Otros conceptos catalogados por el estudio son los eventos y experiencias (que atraen a un 25,2% de los encuestados) y los servicios gratuitos (que hacen más felices al 10,1% de los visitantes).

Para De Porras, el sentimiento de alegría que alcanzan los visitantes en los centros comerciales es uno de los principales objetivos de los responsables de los recintos. «Los centros comerciales están muy bien diseñados; los gestores cuentan incluso con equipos formados por psicólogos que determinan la temperatura ideal, la distribución, la iluminación o los colores utilizados», apunta.

Este especialista no cree que dicho sentimiento de felicidad, per se, sea perjudicial, aunque sí que existen diferentes síntomas que deberían encender la alarma. Por un lado, el más claro, el económico. «Si el día 5 del mes ya te lo has gastado todo, es una señal de alarma clara». También se produce el caso contrario:personas que tienen mucho dinero, que compran lo que quieren sin problemas, pero que lo que adquieren no les provoca ningún sentimiento. «Hay personas que incluso llenan los carros de la compra y después los dejan abandonados porque no se están encontrando a gusto», reseña.

Y por ello anima a utilizar el sentido común. Explica que ir de compras, aunque sea todas las semanas, no se convierte en algo patológico si no afecta a nuestra vida cotidiana, ni a nivel social ni económicamente. Otra cuestión sería que a nivel afectivo provoque vacío. «Hay personas que tratan de cubrir un vacío con compras; y por eso es fundamental preguntarse ¿es necesario lo que compro?», se pregunta.

Compra online

El informe, en el que han participado cerca de 5.000 personas en 13 centros comerciantes españoles, también evalúa la incidencia de las compras online frente a las tradicionales. Así, el 88% de los clientes de los centros comerciales asegura ser más feliz si compra en un establecimiento físico. En este aspecto también ganan las mujeres, ya que nueve de cada diez prefiere el ver, tocar y probar antes de hacer sus compras.

Temas

Moda

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos