El Club de Malasmadres homenajea a las madres luchadoras con hijos con cáncer

Anne Igartiburu y Paloma Blanc ejercen como madrinas de esta campaña. / SUR

Salen a la venta dos camisetas solidarias con el lema 'Nacido/a para luchar y sonreír', cuya recaudación se destina íntegramente a la Fundación Aladina

SUR

El Club de Malasmadres rinde homenaje, a través de su nueva colección ‘Nacido/a para luchar’, a las miles de madres españolas que luchan cada día para sacar adelante a sus hijos enfermos de cáncer sin perder nunca la sonrisa. Para ello, el Club ha sellado un acuerdo de colaboración con la Fundación Aladina, que atiende desde hace más de 10 años a niños y adolescentes enfermos de cáncer. Esta especial alianza se personaliza en la historia de Marta, madre luchadora de ‘Guille’, que nos emociona con su testimonio. Marta transmite la fuerza, la actitud y la energía de todas estas madres luchadoras. Historias que se hacen más llevaderas, gracias al trabajo incansable de organizaciones como Fundación Aladina, que lleva 10 años regalando sonrisas).

El 100% de la venta de estas dos camisetas solidarias irá destinados a la Fundación Aladina, presidida por Paco Arango, que ya está presente en 12 hospitales de España.

La nueva colección “Nacida para Luchar”, que lanzó hace una semana el Club de Malasmadres, incluye estas dos camisetas solidarias para niño y niña, yendo destinada su recaudación íntegramente a la Fundación Aladina y que se pueden conseguir en la tienda online de Malasmadres.

La malagueña Laura Baena, Fundadora del Club de Malasmadres, detalla que “esta campaña es un homenaje necesario y muy emotivo a todas las madres que han nacido para luchar. Son verdaderas luchadoras, que cada día se levantan con la fuerza y la actitud necesarias para regalar una sonrisa a sus pequeños luchadores. Nos emociona contribuir al trabajo increíble que hace la Fundación Aladina con esta campaña solidaria”.

La historia de Marta

A 'Guille', el hijo de Marta, le diagnosticaron una leucemia linfoblástica aguda de grado intermedio y quince días más tarde le dijeron que era “incurable”. Tres años de lucha después, Guillermo ha vuelto al colegio (está yendo al colegio por primera vez). Una historia de las muchas que acaban con una sonrisa. Cada año en España se diagnostican 1.400 nuevos casos de cáncer infantil, pero el 80% se cura, como es el caso de este pequeño luchador.

“Y tú, ¿por qué luchas”, es la frase final de un vídeo que intenta concienciar sobre la lucha que viven a diario miles de niños y sus madres en España. El vídeo termina con un dato, “el 80% de los niños se curan”, y con sonrisas, que nunca deberían apagarse.

Fotos

Vídeos