El enigma de los vientos de Venus

El enigma de los vientos de Venus

Astrónomos españoles participan en un hallazgo que ayudará a explicar la gran velocidad a la que rota la atmósfera del planeta

L. A. G. MADRID.

Venus tarda 243 días terrestres en completar un giro sobre su eje, pero su atmósfera va 60 veces más rápida. Da una vuelta al planeta en solo 4 días -lo que se denomina superrotación-, con vientos que a 65 kilómetros de altura alcanzan en el lado diurno los 360 kilómetros por hora. Ahora, un equipo internacional de astrónomos en el que participan dos investigadores del Grupo de Ciencias Planetarias de la Universidad del País Vasco ha descubierto que esos vientos no se comportan igual de noche. El hallazgo, que se publica en la revista 'Nature Astronomy', ayudará a dar con una explicación a la superrotación de Venus, uno de los grandes enigmas del Sistema Solar.

Los científicos intentan desde hace décadas desentrañar la causa del fenómeno. «Saber de dónde saca la energía la atmósfera de Venus para la superrotación es un misterio», admite Javier Peralta, miembro de la misión espacial japonesa 'Akatsuki' y autor principal de la investigación. «Hasta ahora, los modelos teóricos se hacían presuponiendo que los vientos eran iguales de día y de noche. Nosotros hemos descubierto que no es así», dice el astrofísico vasco Ricardo Hueso.

Los investigadores de la UPV han conseguido, gracias a datos de la 'Venus Express', ver por primera vez cómo se mueven las nubes de ácido sulfúrico en el lado nocturno de Venus. «La superrotación se mantiene de noche, pero es mucho menos uniforme: hay vientos que se frenan y estructuras en las nubes que no se mueven», explica Agustín Sánchez Lavega, director del Grupo de Ciencias Planetarias de la UPV y coautor del trabajo. «Esa variabilidad habrá que incorporarla a los modelos que intentan explicar la superrotación», apunta Hueso.

VENUS Se considera por su tamaño un gemelo de la Tierra, pero es un mundo infernal, hostil para la vida La 'Venera 7' soviética fue el primer ingenio humano en aterrizar en otro planeta

Con un efecto invernadero desbocado, en la superficie de Venus se alcanzan hasta 450º C, temperatura suficiente para fundir el plomo. El 20 de octubre de 1975, la 'Venera 9' soviética mandó la primera foto desde su superficie, donde sobrevivió solo 50 minutos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos