La reflexión desesperada de una profesora de Primaria sobre los «padres irrespetuosos» que arrasa en Facebook

Una de las fotos de su aula subidas por la profesora. /Facebook
Una de las fotos de su aula subidas por la profesora. / Facebook

Tras un incidente con un progenitor, la docente anunció su decisión de dejar la enseñanza con una denuncia que no ha dejado indiferente a nadie

SUR

Es una de las denuncias más repetidas por los docentes: la falta de respeto hacia el profesorado y personal educativo por parte de los alumnos y, en demasiadas ocasiones, por parte de los propios padres de los chicos. Muchos son los profesores que han denunciado en redes sociales su impotencia, incredulidad y desesperación. Es lo que ha hecho recientemente también una docente de Primaria de Texas, Julie Marburger, que publicó en su perfil en Facebook una apenada crítica destacando la mala educación de los progenitores. En su reflexión, escrita tras un incidente con un padre que le «dejó incapaz emocionalmente hablando de continuar con el día», la docente anunció también su intención de dejar la enseñanza: «Los padres se han vuelto demasiado irrespetuosos, y sus hijos son aún peores», decía en una a entrada que está revolucionando Facebook: se ha compartido más de 425.000 veces y ha generado 336.000 reacciones.

La profesora, junto a sus palabras, publicó además varias imágenes del lamentable estado en el que queda la clase cuando los niños se marchan a casa. En las imágenes se ve material del centro roto, tirado por el suelo material, manchas o incluso un chicle pegado. «Así es como mi aula se ve regularmente después de que mis estudiantes pasen todo el día allí. Hay que tener en cuenta que muchos de los artículos dañados o destruidos por mis estudiantes fueron comprados por mi, por la falta de presupuesto para las clases», explica. «Muchos dirán que no debería estar publicando esas cosas... que debería promover la educación y ser positivo. Pero ya no me importa. Esto tiene que parar», sentencia.

Julie Marburger insiste en que los profesores ponen en su trabajo mucho de su «corazón y de su alma, quitándole tiempo y recursos a su hogar y a su familia y recibiendo sueldos muy bajos. Los profesores son las personas más generosas que he conocido y son tratados de mala manera. La mayoría de los padres no pasan más de dos horas al día con sus hijos, pero nosotros pasamos 8 con los suyos y con otros 140 más. ¿Es mucho pedir un poco de cortesía y educación?», se cuestiona.

La maestra reconoce que su sueño siempre fue la enseñanza pero que «ha sido tener una clase y ahora tengo el corazón roto por ver en qué ha quedado mi sueño después de dos años». «Desafortunadamente, hoy un padre pensó que estaba equivocada al responsabilizar a su hijo de su comportamiento, y decidió decírmelo de la manera más irrespetuosa posible, delante de su hijo».

Apoyo en redes

La docente, abrumada por la repercusión que ha tenido su post en Facebook, lo ha ampliado para agradecer los comentarios de apoyo recibidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos