¿Un café? Pues toma tres tazas

El café, bebida de múltiples cualidades que puede tomarse caliente o frío. :: Fotolia/
El café, bebida de múltiples cualidades que puede tomarse caliente o frío. :: Fotolia

Un estudio científico señala que entre los múltiples beneficios de esta bebida está la disminución del riesgo de muerte

DORI AYLLÓN

Los muy cafeteros están de suerte. Según dos estudios, uno europeo y otro americano, publicados en la revista Annal of Internal Medicine, beber tres tazas de este brebaje cada día puede tener efectos muy beneficiosos para la salud. En concreto, los científicos han encontrado evidencias de que su consumo está asociado con un menor riesgo de muerte. En todo el mundo se toman unos 2.250 millones de tazas diarias. De Colombia, de Brasil, de Nicaragua, de Jamaica, de Etiopía, de Kenia o de Vietnam. No importa su procedencia, todos son buenos «para las enfermedades circulatorias y el tracto digestivo», según los investigadores.

El estudio europeo, desarrollado por la británica Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC) y el Imperial College de Londres, observó y examinó durante 16 años la evolución médica de más de medio millón de personas de diez países europeos, mientras que el estudio llevado a cabo por el equipo estadounidense lo hizo con casi 200.000 personas de diferentes etnias.

Ambos laboratorios analizaron los datos teniendo en cuenta la dieta, el ejercicio o el tabaquismo y llegaron a la conclusión de que el grupo que consumía más café tenía menor riesgo de muerte, frente a los que no lo tomaban. Aquellos que bebían una sola taza de café al día tenían un 12% menos de posibilidades de morir en comparación con los que no bebían café. Las personas que tomaban dos o tres tazas al día podían reducir su riesgo de muerte en un 18%. Marc Gunter, investigador principal de la IARC, asegura que un mayor consumo de café «está asociado con un menor riesgo de muerte por cualquier causa y específicamente por enfermedades circulatorias y digestivas».

Además, en los diez países europeos en donde se realizó el estudio los resultados fueron muy similares, aunque el consumo no fuese el mismo en todos ellos. El país en donde menos se toma café es Italia, mientras que Dinamarca encabeza la lista.

Sin embargo, según explican a través de un comunicado los científicos de IARC y del Imperial Collage de Londres, estas investigaciones no demuestran que el café sea el motivo por el que las personas que toman esta bebida sean más longevas: no encuentran una relación causa-efecto. Pero sugieren también que un consumo moderado -unas tres tazas diarias- no es perjudicial para la salud.

Que sea con cafeína o sin cafeína no es una variable importante para la salud, explica la directora del estudio norteamericano y profesora de medicina preventiva de la Keck School of Medicine de la Universidad del Sur de California Verónica Setiawan, que tiene un consejo para los ciudadanos del mundo: «Si te gusta beber café, ¡bebe! Si no eres bebedor de café, entonces tienes que considerar si deberías empezar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos