La app con descuentos para ayudas numerosas

Sonia posa con su marido, Luis, y sus hijos David, Hugo y Oliver. /RC
Sonia posa con su marido, Luis, y sus hijos David, Hugo y Oliver. / RC

Una madre de tres niños crea una aplicación móvil con prestaciones y ofertas para grandes familias. «En España tener hijos se castiga»

INÉS GALLASTEGUI

A Sonia Ingelmo se le encendió la bombilla una noche sentada en el sofá, hace algo más de un año. La joven salmantina se hacía cruces: su marido, técnico informático, llevaba varios meses sin cobrar por una suspensión de pagos en su empresa. ¿Cómo iban a salir adelante con su sueldo de gestora telefónica a media jornada ahora que, con dos niños pequeños, se había vuelto a quedar embarazada? Cuando se enteraron de la ‘sorpresa’, los amigos se dividieron en dos grupos: los negativos –«Estáis locos; es el peor momento»– y los positivos –«Ahora conseguiréis un montón de cosas gratis y muchos descuentos»–. Lo cierto es que, trasteando en el móvil, Sonia se dio cuenta de que encontrar esas supuestas «cosas gratis» y «muchos descuentos» en internet era una tarea de titanes. La información estaba escondida, dispersa o dividida por comunidades autónomas. Entonces se volvió hacia su marido y le dijo: «Voy a crear una ‘app’ para unificar todos los descuentos, ayudas, promociones y ofertas de las familias numerosas de España».

Prestaciones

Directas e indirectas
El cheque familiar es una deducción anual de 1.200 euros por hijo que se obtiene mensualmente (100 euros) o al hacer la declaración de la renta. La Seguridad Social concede 1.000 euros a unidades familiares con 17.000 euros de ingresos máximos. Algunas comunidades autónomas también realizan descuentos en el tramo autonómico del IRPF, el IVAde la vivienda o el impuesto de sucesiones y los ayuntamientos, rebajas en el IBI o el agua.
Beneficios dispersos
Tarifas reducidas en electricidad, transporte público, tasas universitarias, entradas a museos, ayudas a la vivienda, protección frente a desahucios, prioridad en ofertas de ocio o ampliación del permiso de paternidad son algunos de ellos.
604.000
familias numerosas hay en España, unas 60.000 de categoría especial. Han crecido desde que se modificó la ley:el título no caduca hasta que el hijo menor cumple 21 años o 25 si está estudiando.

Dicho y –unos cuantos meses después– hecho. Primero creó la web y el blog Masde3 y el mes pasado presentó la aplicación del mismo nombre (+de3, Familias Numerosas 3.0) para el móvil, de descarga gratuita. Por el momento, la ‘app’ reúne la información de una treintena de empresas asociadas y todas las subvenciones y ayudas públicas de ámbito estatal, pero su creadora confía en ir incorporando nuevas firmas a medida que se conozca su iniciativa.

Entre las compañías colaboradoras las hay de todos los sectores, desde grandes distribuidoras comerciales de alimentación hasta tiendas de ropa, guarderías, talleres mecánicos, restaurantes o fisioterapeutas. «Me interesan sobre todo las empresas pequeñas, locales, porque muchas ya hacen descuentos a las familias numerosas pero hasta ahora no tenían la posibilidad de darlo a conocer», explica.

Ofertas de 3x2 o segunda unidad rebajada, descuentos de un porcentaje sobre el precio, sistemas de puntos, productos a granel y envases-ahorro, pago a plazos sin intereses o promociones especiales son algunas de las ventajas que muchos negocios ofrecen a estos usuarios. A veces, aplican condiciones similares a familias monoparentales o trabajadores en paro.

El nombre Masde3 alude a la definición más habitual de familia numerosa en España, la de «uno o dos ascendientes con tres o más hijos, sean o no comunes», si bien también engloba a familias con dos hijos si alguno de ellos tiene una discapacidad, y algunas situaciones de padres separados o hijos huérfanos. La categoría especial se reconoce a parejas con más de cuatro vástagos, o tres si uno es discapacitado o se trata de parto, adopción o acogimiento múltiple.

Las asociaciones se quejan de que las ayudas por hijos no son estables

Aparte de ayudar a personas en su misma situación y de hacer publicidad de las compañías sensibles a las familias con muchos niños, esta graduada en Turismo de 31 años espera convertir su idea en una fuente de ingresos, ahora que se dedica en exclusiva a cuidar de David, de 4 años, Hugo, de 2, y Oliver, de 8 meses: las empresas asociadas pagan una pequeña cuota por aparecer en la aplicación.

Pocas ayudas, pocos niños

Silvia se ha adelantado por unas semanas a la Federación Española de Familias Numerosas (FEFN), que en los próximos días presentará su propia weba-App con información de descuentos y ofertas para sus asociados. En este sitio también se informa de las prestaciones públicas, que su presidente, Raúl Sánchez, considera insuficientes, especialmente en un país con una de las tasas de natalidad más bajas del mundo. «Son medidas sueltas, sin ningún objetivo concreto, sin capacidad de evaluación de los resultados. Pedimos medidas integrales, para todo el país y que se mantengan en el tiempo», insiste Sánchez. La estabilidad, afirma, es muy importante, porque es lo que genera confianza, y solo un apoyo decidido y sostenido tiene efectos a medio plazo. «Los hijos son para toda la vida», argumenta. El cheque-bebé de Zapatero, en cambio, solo duró tres años.

El representante de la federación pone como ejemplo al país vecino: en Francia cambian los gobiernos, pero la protección de las familias se mantiene. En Europa la media de porcentaje del PIB destinado a estas medidas es del 2,2%;en España, solo del 1,3%.

«Nos llaman mamás para contarnos que están esperando su tercer hijo y, cuando les felicitamos, se ponen a llorar: somos los primeros en hacerlo. Hasta ese momento, lo único que han recibido son malas noticias: en el trabajo les han advertido que las van a echar, sus familias y sus amigos les dicen que están locas... En España tener hijos se castiga», lamenta.

Y las familias numerosas, matiza, no son ricas: según una encuesta realizada el año pasado entre 3.300, casi la mitad confiesa que llega justo a fin de mes y una tercera parte se ve obligada a recurrir a ahorros o préstamos para hacer frente a los gastos cotidianos. Más de un tercio tiene ingresos de entre 1.200 y 2.500 euros mensuales, una cuarta parte de 2.500 a 3.500 y el 13% no llega a los 1.200. El sondeo revela que el 70% tiene tres hijos, el 16%, cuatro, y el 10%, cinco o más, la gran mayoría de ellos en edad escolar. En más del 60% de los casos trabajan los dos progenitores.

Y, frente a lo que pudiera pensarse, la clave en la decisión de tener más hijos no es económica: casi la mitad cita la dificultad de armonizar trabajo y hogar como el peor obstáculo. «Se habla mucho de ella, pero la conciliación real no existe», coincide Silvia Ingelmo. Y con más de tres, menos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos