Cómo afecta la primavera a tus relaciones sexuales

Cómo afecta la primavera a tus relaciones sexuales

Los cambios hormonales, emocionales y conductuales asociados a esta estación condicionan nuestra forma de interactuar no sólo con la pareja sino con nuestros familiares y amigos

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

Son muchos los efectos que los cambios de estación tienen sobre el organismo de las personas. ¿Te has preguntado alguna vez qué pasa en tu cuerpo con la llegada de la primavera? La subida de las temperaturas y el aumento de las horas de luz tras el invierno nos afectan a varios niveles, porque se producen cambios hormonales, emocionales y conductuales que repercuten en nuestras relaciones dentro y fuera de la cama.

El dicho 'La primavera la sangre altera' desde luego es una frase hecha pero tiene una base científica. Y no sólo porque la moda primaveral deje más carne al descubierto, sino porque ciertos cambios hormonales que se experimentan en esta estación gracias al aumento de horas de luz disponible, nos predispone a mantener relaciones sexuales. Expertos de Procare Health, laboratorio especializado en salud femenina, explican que la exposición al sol aumenta los niveles de endorfinas, que son opiáceos naturales que ayudan a reducir el estrés, levantar el ánimo y estimular la libido. Algunos estudios ponen de manifiesto asimismo que la vitamina D, que podemos sintetizar mediante la luz solar, ayuda también a general mayor nivel de testosterona, por lo que aumenta el deseo sexual.

Las alteraciones hormonales llevan aparejadas efectos sobre la conducta y las emociones, cambios que pueden ser positivos o negativos. Por lo general, la subida de las temperaturas magnifican nuestras ganas de organizar planes en el exterior y relacionarnos más intensamente con los demás porque estamos llenos de energía y buen humor; es lo que se conoce como euforia primaveral. Aunque no es así en todos los casos. Hay personas a las que la llegada de esta estación les sienta como una patada. Sufren irritabilidad, cansancio, somnolencia o incluso, cefaleas. Ante este cuadro la libido queda por el suelo. La buena noticia es que esta fase conocida como astenia primaveral ni es una enfermedad ni sus efectos duran mucho. Se trata de un trastorno adaptativo a las nuevas condiciones ambientales (temperatura, presión atmosférica, adelanto horario y aumento de las horas de luz ) que desaparecerá por sí solo en una o dos semanas, dependiendo de cada persona. Pasado el mal trago solo queda disfrutar del tiempo primaveral y mejor sexo.

Temas

Sexo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos