Los abusos más disparatados que te pueden colar en bares y restaurantes

Esta cuenta incluye un suplemento por servicio de lavandería./
Esta cuenta incluye un suplemento por servicio de lavandería.

Uno de los últimos detectados por Facua ha sido cobrar por el servicio de lavandería del mantel

Raquel Merino
RAQUEL MERINOMálaga

Si eres de los que pagas en bares y restaurantes sin echar previamente un vistazo a la cuenta, debes cambiar ese hábito. Y más después de la lista de 32 irregularidades detectadas por Facua que pueden sufrir los usuarios en locales de hostelería y que ha desgranado en uno de los capítulos del libro 'Timocracia'.

Uno de los abusos más disparatados que saca a la luz esta organización de consumidores es cobrar nada más y nada menos que por el servicio de lavandería del mantel de la mesa. Concretamente, 1,75 euros por comensal es lo que cobraron en un establecimiento a dos clientes, según ha denunciado un usuario a través de Twitter. "Se trata de una práctica tan ilegal y absurda como que cobraran un extra por limpiar la mesa, por que los vasos no estuviesen sucios o por el afilado de los cuchillos", advierte el portavoz de Facua, Rubén Sánchez.

Y no es la única irregularidad un tanto surrealista detectada por la asociación. Han encontrado cuentas con un sobrecargo por pedir hielo para un refresco, por los cubiertos utilizados y en concepto de donativo para la limpieza de los baños. Junto a estos más inusuales, se encuentran otros con los que los consumidores estás más familiarizados como no incluir las bebidas en la carta para cobrar posteriormente precios elevados por ellas o indicar que la carne, el pescado y el marisco tienen "precios según mercado", sin aclarar cuáles son. También el de cobrar por el pan. Pueden hacerlo, pero solo si está en la lista de precios y, por supuesto, puedes pedir que no te pongan una pieza para cada comensal.

Facua también advierte que hay que tener cuidado con los bares y restaurantes que aún no incluyen el IVA en sus precios, una práctica que el portavoz de la entidad, Rubén Sánchez, recuerda está "expresamente prohibida por la normativa de defensa de los consumidores, que obliga a indicar siempre precios finales, incluidos impuestos, sin que los usuarios tengan que realizar ninguna operación matemática para averiguarlos".

Algo parecido ocurre con los los suplementos por servir en mesa en los establecimientos donde también se puede beber y comer en la barra. En este caso son legales, pero la carta debe "desglosar los precios de cada producto en función de donde se sirvan", señala Sánchez. "Lo que no está permitido es limitarse a indicar que hay que pagar un tanto por ciento más".

¿Pota por calamar?

En el libro 'Timocracia', Facua también hace especial hincapié en otro aspecto no relacionado con los precios y que guarda bastante relación con el refrán: "Que no te den gato por liebre". Si se pide lenguado que sea lenguado no acedía; si se pide calamar que no sea pota y si se quiere carne de buey que no sirvan carne de vaca.

Y cuidado con la carne, que en algunos restaurantes han llegado a cobrar suplemento por servirla muy hecha.

Fotos

Vídeos