Una niña, operada de urgencia al tragarse una pieza de un 'spinner'

Foto del Facebook de Kelly Rose.
Foto del Facebook de Kelly Rose.
  • Al parecer, la menor estadounidense estaba limpiando el juguete con la boca cuando uno de los aros metálicos se desprendió. Su madre ha querido denunciar su caso en Facebook

Se llama 'Fidger Spinner' -aunque popularmente se le llama 'spinner'- y no es más que un pequeño artilugio giratorio que desde hace unas semanas está causando un auténtico furor entre los niños españoles. Su mecanismo no puede ser más básico: un trozo de plástico o de metal al que tienes que hacer girar con tus dedos. Una especia de versión moderna de lo que tiempo atrás se hacía en clase con un lápiz o bolígrafo darle vueltas. Sin más misterio. Pero el juguete tiene enganchados a los menores. Su uso está inicialmente recomendado a partir de tres años, pero este límite de edad podría revisarse tras el incidente sufrido por una niña de Texas, EEUU.

Ocurrió el pasado sábado 13 de mayo. (como recoge en una noticia la CNN). Y ha sido su madre, Kelly Rose, la que se ha encargado de denunciar el caso a través de una publicación en su perfil de Facebook. 'Tuvimos un sábado bastante agitado. Así comienza su escalofriante relato: su hija había estado a punto de morir atragantada con la pieza de un 'spinner'. En su 'post', Rose cuenta que iba conduciendo de regreso de una clase de natación cuando escuchó unos ruidos raros que procedían de los asientos traseros de su coche. “Miré por el retrovisor y vi que mi hija se había puesto roja y que le salía espuma por la boca”, explica. "La niña parecía estar en estado de pánico, así que tuve que parar inmediatamente", relata esta madre, que indica que su hija señaló a su garganta tratando de alertarle de que se había tragado algo. Al parecer, la menor se metió parte del juguete en la boca para limpiarlo y fue entonces cuando se lo tragó accidentalmente.

Una niña, operada de urgencia al tragarse una pieza de un 'spinner'

"Frenética, fui directo a cuidados urgentes donde la atendieron por asfixia. El médico que la asistió estaba fascinado pues justamente esa mañana, estando en un centro comercial con su hijo, fue cuando conoció el juguete. Así que fue una sorpresa para él tener que enfrentarse a un caso así unas horas más tarde", añade en la publicación esta mujer. La pequeña fue trasladada al Hospital Infantil de Texas donde la radiografía mostró el juguete alojado en su esófago. "Tras múltiples intentos de que lo expulsara, la operaron de urgencia. Afortunadamente tuvimos un resultado positivo, pero fue bastante aterrador lo que vivimos allí... no sólo por la ingesta inicial, sino también la preocupación por la composición y estructura del objeto y por el riesgo con la anestesia general2, detalla Kelly Rose.

Y concluye su relato con un mensaje hacia el resto de padres: "De esto deseo hacer un llamamiento de prudencia a los padres. Lo 'spinners' están de moda. Niños de todas las edades tienen acceso a ellos, pero no todos vienen con la debida advertencia de edad. Los casquillos se salen fácilmente, así que si tienen hijos menores (de ocho años) tengan en cuenta que estos presentan un posible riesgo de asfixia".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate