'Bud Sex': sexo entre hombres heterosexuales sólo por placer

En ningún caso hay amor, ni besos, ni caricias en el 'Bud Sex'.
En ningún caso hay amor, ni besos, ni caricias en el 'Bud Sex'. / EFE
  • Esta tendencia consiste en mantener relaciones homosexuales, sin llegar a considerarse bisexuales ni gays, con la única finalidad de satisfacer los instintos más primarios

Sexo entre hombres no homosexuales ni bisexuales. Es lo que define una tendencia actual bautizada en Estados Unidos con el nombre 'Bud Sex'. Aunque en principio suene contradictorio, dicen los que la practican que es posible. El 'Bad Sex' (en español, sexo entre colegas) empezó a usarse tras un estudio elaborado recientemente por la Universidad de Oregón, en Estados Unidos, que analizó el comportamiento sexual de un grupo de hombres de raza blanca afincados en algunos de los estados más conservadores del país. Según el informe, muchos de estos hombres que se declaraban heterosexuales -en muchos casos estaban casados y con hijos-, admitían mantener encuentros sexuales esporádicos con otros varones con la única finalidad de satisfacer así sus instintos más primarios.

El 'Bud Sex' se trataría de una tendencia actual aunque se sospecha que se ha practicado históricamente, desde la Grecia Antigua. Estos días y tras el estudio impulsado por Tony Silva, sociólogo de la Universidad de Oregón, el 'Bud Sex' está apareciendo en diversos medios de comunicación.

Ninguno de esos individuos busca tener una relación sentimental con estas parejas y, además, ni siquiera tienen que sentirse atraídos por el otro hombre; de hecho, en muchos casos manifestaban ser claramente heterosexuales y no tenían ninguna crisis de identidad en ese aspecto. Además de en ambientes rurales, el otro entorno donde se suelen dar este tipo de prácticas es en las cárceles.

Los que practican la tendencia del 'Bud Sex' no lo hacen con amigos ni conocidos ya que es un puro divertimento entre dos hombre que después no mantendrán ningún vínculo ni contacto. Según el informe, los hombres recurrían al 'bud sex' después de una pelea con la pareja sentimental a modo de venganza o de desahogo. También cuando los implicados se encuentran bajo los efectos del alcohol o drogas.

En ningún caso hay amor, ni besos, ni caricias. Se alejan de cualquier conmotación emocional. La finalidad, como decimos, es la satisfacción sexual.

Otra publicación, realizada por una profesora de la Universidad de California, Jane Ward, insiste en que este, pese a mantener sexo con otros hombres, rechazan fuertemente los comportamientos gays. La docente habla también de desahogos sexuales. De esta forma el colectivo se diferencia con sus juegos sexuales de las relaciones homosexuales de siempre. Por ello, los que practican esta tendencia defienden que se puede tener sexo homosexual y no serlo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate