Diario Sur

¿Por qué me tiembla en ocasiones el ojo?

Los temblores pueden durar minutos, horas o incluso días.
Los temblores pueden durar minutos, horas o incluso días. / AFP
  • Te contamos porqué se producen y cómo evitar las mioquimias o latidos involuntarios de los párpados

Es probable que, en algún que otro momento, notemos una molesta sensación en el ojo, una especie de latido que se produce en el párpado de manera involuntaria. Hablamos de una mioquimia que es el nombre que recibe en oftalmología este tipo de temblores. ¿Sabes por qué se producen y qué hacer para evitarlos? Abordamos el asunto de la mano del oftalmólogo malagueño Jacinto Villalvilla.

Según el especialista no es un motivo de consulta habital debido a que, "suele ser un cuadro autolimitado a unos pocos días en la mayoría de los casos" y por ello habitualmente no se busca consejo médico. Pero, ¿por qué se producen? Existen diversos factores que inflluyen en su aparición y que están vinculados al estrés, al cansacio, falta de sueño así como la ingesta de alcohol, cafeína o tabaco. Como indica Villalvilla, "el músculo orbicular es responsable del cierre durante el parpadeo y está funcionando sin descanso durante el tiempo que permanecemos despiertos". De esta forma, "una disminución de las horas de sueño, que le proporciona la recuperación necesaria, es uno de los factores responsables. Igualmente el estrés, ya que favorece la falta de descanso", apostilla el experto.

Las mioquimias o temblores del párpado son más frecuentes en adultos sin diferencias de género y muy poco habitual en niños. Normalmente duran poco: horas en algunos casos o semanas en otros, pero no suelen prolongarse más allá de ese período de tiempo. Tampoco son motivo de preocupación: "En muy pocas ocasiones pueden asociarse o ser indicadores precoces de algún tipo de enfermedad neurológica como el blefaroespasmo esencial o la esclerosis múltiple. Debo recalcar de todas formas que es algo muy poco frecuente", matiza el experto. Así, sí habría que acudir al especialista en aquellos casos en los que se "prolonguen más allá de varios meses y se acompañen de otros síntomas asociados como contracción excesiva del parpadeo o blefaroespasmo, contracciones de los músculos de la cara u otros síntomas neurológicos. Así mismo sería interesante conocer si suceden en periodos de vacaciones o fines de semana, por su relación con episodios de estrés", agrega Villalvilla.

Cómo evitar los temblores

Para que no ocurran estos capítulos de mioquimia habría que evitar los factores que los producen. "Sobre todo evitar el estrés, algo complicado tal y como vivimos. Dormir las horas adecuadas moderando los consumos de café y alcohol. Ésta es sin duda la forma habitual de tratarlos". "A veces la asociación de fines de semana en personas jóvenes donde se conjuga la falta de sueño con el alcohol hace de detonador del trastorno", advierte Villalvilla.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate