La falsa historia del matrimonio que descubre que son hermanos en un test de fecundidad

La falsa historia del matrimonio que descubre que son hermanos en un test de fecundidad
  • El caso es un culebrón en toda regla: mellizos separados al morir sus padres en un accidente de tráfico que acaban casándose sin saberlo. Estos días se ha hecho viral en nuestro país pero, ¿qué tiene de cierto?

La historia, rocambolesca donde las haya, ha dado la vuelta al mundo. Se trata de una de esas tramas que parece sacada del guión de una película de enredos. Tanto, que son muchos los medios que estos días se han hecho eco del suceso, convirtiéndolo en viral. ¿El escenario? Mississippi, en Estados Unidos, y sus protagonistas una pareja que se habría hecho un test de ADN rutinario para obtener su perfil genético en una clínica de fertilidad a fin de tener un hijo. La sorpresa habría llegado al recoger los resultados: eran hermanos mellizos. Hablamos en condicional porque todo apunta a que no existe noticia como tal. Medios como el Daily Mail ya han advertido de que es un 'fake', al parecer con origen en un portal americano de informaciones dudosas: el Mississippi Herald. "Though the identity of the couple could reasonably be withheld for medical privacy reasons, no other corroborating details were provided" (aunque la identidad del matrimonio no ha trascendido por motivos de privacidad médica no se han podido corroborar ninguno de los otros detalles de la historia) recoge el medio británico, que se ha encargado de desmontar la increíble historia en un artículo colgado en su web.

Se trata pues de un mero bulo que ha atraído a muchos lectores por lo inverosímil del caso que narra. Así, la noticia que ha cruzado el charco en las últimas horas y se ha hecho viral también en nuestro país asegura que tras recibir el informe médico la pareja bromeaba con que mucha gente le decía que se parecían físicamente, algo que ellos achacaban a la mera casualidad. La historia va más allá y revela que al recabar más datos sobre sus vidas descubrieron que se quedaron huérfanos siendo muy pequeños al morir sus padres en un accidente de tráfico. "Entonces pasaron a ser tutelados por los servicios sociales del estado, que dieron en adopción al niño y a la niña por separado. Un error en el registro impidió a las familias adoptivas saber que sus hijos tenían un mellizo. Años más tarde, la pareja se conoció en la Universidad, e iniciaron una relación desconociendo por completo la historia", recogen las informaciones publicadas. Un culebrón -falso- en toda regla.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate