Los 12 bulos que más se comparten en Facebook y en WhatsApp

El bulo de los plátanos infectados por VIH.
El bulo de los plátanos infectados por VIH. / SUR
  • Recopilamos los principales mensajes falsos que los usuarios comparten en redes sociales y que la policía ha desmentido una y otra vez

En 1835 el periódico neoyorquino The Sun publicó una serie de piezas que hoy en día se conocen como “Great Moon Hoax” (“La gran estafa de la Luna” en castellano). Estas contaban que el astrónomo John Herschel había descubierto vida en nuestro satélite. Gracias al mejor telescopio construido hasta la fecha encontró humanoides alados viviendo en la Luna, además de ríos y animales con forma de gacelas y aves. Obviamente no era real, aunque muchos se lo creyeron. De hecho Herschel, que efectivamente era un reputado astrónomo, no tenía conocimiento del hecho.

Pese a que The Sun ya no existe, lo que sí que perduran son los bulos. ¿Recordáis aquellas cadenas de cartas que los niños mandaban hace años? ¿Aquellas en las que si no enviabas el texto a 20 personas más tendrías mala suerte durante toda la vida? Pues han evolucionado. Primero mediante el correo electrónico y ahora gracias al WhatsApp.

Los bulos son cíclicos, como ya explicamos en el artículo destinado a conocer sus claves, pero hay varios que son especialmente recurrentes. La policía ha ido desmintiendo varios que se siguen repetiendo, por lo que conviene rescatarlos y tenerlos muy presentes para no creérnoslos cuando nos vuelvan a llegar, aunque tengan alguna variación.

La pareja abrazada que se dedica a secuestrar niños:

En 2014 ya se hablaba de una pareja que se dedicaba a secuestrar niños atrayéndoles con cromos. Pero la versión mejoró dos años después, y el mensaje que se pasaba por WhatsApp incluía ya la foto de una pareja y un audio en el que una mujer contaba que su cuñada, que es policía, le había avisado de dos personas que estaban intentando secuestrar a niños vendiéndoles cromos. Como suele ser habitual, se solicitaba que se compartiera. Pero la policía ya ha avisado varias veces, con el hashtag #StopBulos que no es real.

Naranjas y plátanos infectados con VIH:

En 2015 eran naranjas, pero en 2016 fueron plátanos. ¿Qué será lo siguiente? El bulo, que pretende crear alarma social, cuenta que en diferentes zonas de España están inyectando en frutas sangre con VIH para infectar a los consumidores. La policía, de nuevo, advierte de que la noticia no es real, sino un bulo creado con el propósito de alarmar a las personas.

¡¡¡ALERTA!!! Atentado yihadista inminente:

“Acaban de poner al CNP (Cuerpo Nacional de Policía) en Alerta 5, atentado inminente. Así que durante unos días evitad el transporte público y lugares de interés importante. Les han anulado las vacaciones y han enviado a XXXXXX (insertad aquí el nombre de vuestra ciudad) a 5 grupos más del UIP (Unidad de Intervención Policial). Renfe está llena de policías nacionales. Confirmado. Me lo ha pasado un amigo que es policía. Por favor, pasádselo a vuestras familias”.

El mensaje, que se envía una y otra vez entre los grupos de WhatsApp, adquirió tanta importancia a finales de año que hasta el Ministerio del Interior tuvo que emitir un comunicado desmintiéndolo. El CNP no está en Alerta 5. Es un bulo creado para fomentar la histeria colectiva.

Los rumanos que venden colonias a domicilio para robarte:

No, no hay rumanos llamando a los timbres y vendiendo colonias que adormecen a quien las huele para robarle. Por mucho que se diga en el mensaje que le ha pasado a un conocido, al remitente siempre se lo han enviado, salvo que haya sido él quien ha creado el bulo.

Golosinas con droga en las escuelas:

El bulo es una versión mejorada de un clásico: el vendedor de droga en la puerta de los colegios. Ahora ya hay foto de las pastillas, que en ocasiones tienen forma de personajes de Los Simpson. Además, se indica que alguien se las está haciendo llegar a los niños, primero gratis y luego cobrándoles, convirtiéndoles así en pequeños drogadictos en potencia.

Falsos vales de descuento para comercios conocidos:

Mercadona o Zara son algunos de los comercios sobre los que se han lanzado estos bulos. En ellos se pide al usuario que se registre en una web, en ocasiones de apariencia similar a la del comercio, para ganar un cheque de gran valor. Pueden ser 250€ o 500€. El problema es que ese vale nunca va a llegar y en cambio, sus creadores se están haciendo con una gran base de datos gracias al registro de los usuarios ingenuos.

Llaveros con GPS que usan para localizarte:

Hay un tipo de llaveros que se han puesto de moda en los últimos meses. Permiten poder encontrar las llaves mediante bluetooth y una aplicación en el móvil. Pero en su caja especifican que la tecnología tiene un alcance de unos 75 metros. Aun así, el bulo dice que en realidad tienen GPS y que se están regalando en los centros comerciales para seguir a los usuarios y robarles. Aunque la policía lo desmintió, sería imposible, porque lo que tienen los llaveros de la foto es bluetooth, por lo que debido a la restricción de distancia, les saldría más a cuenta a los ladrones seguir a la persona y no utilizar el llavero.

La ráfaga de luces de la muerte:

En la película estadounidense 'Leyenda Urbana' ya se hablaba de una versión similar de este bulo. En la versión patria se cuenta que agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil están trabajando en el programa "DARE" para evitar un rito de iniciación a una banda latina. Según el bulo, si nos encontramos por la noche con un coche con las luces apagadas y le damos las nuestras como aviso, iniciarán una persecución cuyo objetivo será matarnos. En el cine podía funcionar, pero en la realidad no deja de ser un mensaje alarmista que carece de veracidad.

La llamada de los 1.500€:

Aunque digan que Telefónica lo ha publicado en su web, aunque el mensaje venga de la agencia de consumidores, no, no te cobran 1.500€ por devolver una llamada a un número que comienza por 636. Es un bulo. Si bien es verdad que hay numeraciones que cobran un extra por sus llamadas, como los 902, el coste dista mucho de acercarse a esa cifra, ya que suelen ser céntimos o menos de 2€ el minuto.

WhatsApp pasará a ser de pago:

Primero fue Hotmail. Luego vino Messenger. Ahora le toca el turno a la nueva aplicación de mensajería. “WhatsApp pasará a ser de pago a menos que reenvíes este mensaje a 15 personas más”. La aplicación, ahora propiedad de Facebook, ya fue de pago en sus orígenes (89 céntimos al año) y dejó de serlo. Si en algún momento lo volviera a ser de nuevo, no ofrecería la posibilidad de evadir ese pago reenviando un simple mensaje a los contactos. No ganan nada con ello.

088, el nuevo teléfono de emergencias:

Otro bulo que va y viene con el tiempo es el de que el 088 es el nuevo número de emergencias gratuito para teléfonos móviles. Pero no, el teléfono gratuito de emergencias sigue siendo el 112, acompañado del 062 (Guardia Civil) y del 091 (Policía Nacional).

Falsos sorteos en Facebook:

Este se da menos en WhatsApp, pero en Facebook es un no parar entre los contactos. “XXXX (insertad aquí el nombre de una empresa de electrónica conocida) sortea 200 televisores, 100 tabletas y 50 ordenadores portátiles porque sus cajas están algo tocadas y no las pueden distribuir de esta manera. Si quieres entrar en el sorteo, dale a Me Gusta y rellena un breve cuestionario”. La página de la que proviene el mensaje se suele llamar de forma muy similar a la de la conocida empresa. Si hacemos lo que nos dicen le habremos dado nuestros datos a un desconocido, además de hacer que su página de Facebook crezca. ¿Qué es más barato, cambiar una caja o perder el material? Las empresas no tienen por qué regalar sus productos porque el exterior esté mal, solo tienen que cambiar la caja y volverlo a distribuir.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate