Diario Sur

«Deberías casarte con mi marido», la emotiva carta de una mujer con cáncer terminal

Amy Krouse Rosenthal
Amy Krouse Rosenthal / Twitter
  • La escritora Amy Krouse Rosenthal comparte una desgarradora misiva en la que alaba las cualidades de su esposo durante 26 años con el deseo de que encuentre pareja pronto

Sabe que le queda poco tiempo de vida, pero antes de irse se ha propuesto un objetivo poco habitual: evitar que su marido se quede sin pareja. Y para ello la consagrada autora de libros infantiles Amy Krouse Rosenthal ha compartido una emotiva carta en The New York Times en la que ensalza las cualidades de su esposo para que encuentre una mujer con la que compartir el resto de su vida.

A esta autora, que llevaba casada 26 años con Jason Brian Rosenthal, le diagnosticaron en 2015 un cáncer de ovarios del que ahora se encuentra en fase terminal. En la emotiva carta, titulada 'Deberías de casarte con mi esposo' y que ha cautivado a miles de personas Rosenthal define a su marido como un hombre "extraordinario", además de "completo y dedicado", y con el que querría estar otros 26 años más. Revela que conoció a su esposo, con el que tiene tres hijos, cuando tenía 24 años en una cita a ciegas.

"Quiero pasar más tiempo con Jason. Quiero pasar más tiempo con mis hijos. Quiero pasar más tiempo bebiendo martinis en el Green Mill Jazz Club el jueves por la noche. Pero eso no va a suceder. Probablemente en unos días deje de ser una persona de este planeta. Por eso, quiero hacer esto", asegura la escritora. No oculta que es consciente de cómo sus planes de futuro se van desvaneciendo "tras 9.490 días viviendo en la misma casa". Es por ello que desea que su marido tenga a alguien con quien compartirlos.

Rosenthal de 51 años, enumera en su carta, asimismo, las virtudes de su marido y describe su peso, su carácter, su color de ojos, su pelo, sus aficiones... "¿He dicho ya que es tremendamente guapo? ¡Cómo voy a extrañar su cara!", exclama. Jason mide 1,78 metros, pesa 72 kilos, tiene ojos color avellana y cabello entrecano, le describe.

"Si nuestro hogar hablara, agregaría que Jason es asombrosamente habilidoso. Este hombre sabe cocinar. (…) Le encanta escuchar música en vivo: es lo que más nos gusta hacer juntos. (...) Es un gran padre. Es compasivo… Y puede voltear las tortitas en el aire", señala en otro pasaje de su escrito.

"Si estás buscando el compañero de viaje de tus sueños, Jason es tu hombre. También siente afinidad por pequeñas cosas: degustación, frasquitos, una miniescultura de una pareja sentada en un banco, que él me regaló con una etiqueta describiendo cómo comenzó nuestra familia (...) en nuestra primera ecografía se apareció con un ramo de flores. Es un hombre que siempre se levanta temprano, y todos los domingos en la mañana me sorprende haciendo alguna curiosa cara sonriente con algo que pone junto a mi taza de café: una cuchara, un jarrito, una banana...", escribe.