Cómo aparcar la bicicleta y evitar que te la roben

Así se aparca bien la bicicleta para evitar que te la roben
  • Cuatro pasos básicos para dejar tu vehículo solo y de forma segura

Lo normal es aprovechar una mañana que hace algo de sol para, en cuatro pedaladas, bajar al centro de la ciudad a desayunar o a comprar algo. Como, obviamente, no todos los establecimientos permiten entrar con nuestra bicicleta, hay que dejarla en la calle y, al volver... ¡Oh, sopresa! ¡Ha desaparecido!

Como dejar la bici sola es siempre un riesgo, existen cuatro pasos sencillos a la hora de aparcarla en la calle desglosados por el RACC y avalados por la propia Guardia Civil. Síguelos con atención:

1. Fija ruedas y cuadro

Usa mecanismos distintos para la rueda delantera y posterior, y añade el cuadro a uno o ambas sujecciones. Si sólo llevas un candado, ata el cuadro y la rueda delantera.

2. No olvides el sillín, las luces y la cesta

Si no están fijos a tu bicicleta, lo mejor es que los lleves contigo.

3. Revisa el soporte

Debe estar bien anclado al suelo. Aparca siempre en espacios habilitados y mejor en zonas transitadas.

4. Tipo de candado

Utiliza preferentemente los candados en U y los integrados. Evita los cables siempre que sea posible.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate