Diario Sur

Inventan un candado mofeta para disuadir a los robos de bicicletas

Al rompero el candado provoca unas náuseas horribles al que esté a menos de 60 centímetros
Al rompero el candado provoca unas náuseas horribles al que esté a menos de 60 centímetros
  • Según sus creadores, Skunklock libera un producto químico al romperlo que provoca el vómito

El robo de bicicletas es uno de los hurtos más habituales. Pero con este invento quizás muchos se lo piensen antes de tocar alguna bici o moto ajena. Su nombre es Skunklock’, (skunk significa mofeta en inglés), y es un artilugio que libera un producto químico cuando alguien rompe su estructura que le hace vomitar de forma casi inmediata, según sus creadores.

Su inventor, Daniel Idzkowski, asegura que el producto liberado provoca unas nauseas horribles a todo aquel que se encuentre a una distancia menor de 60 centímetros. Además, siempre según sus responsables, el sistema es totalmente seguro y no puede romperse salvo que se manipule claramente con esa intención.

En una entrevista en The Guardian, Idzkowski reconoce que no es posible evitar totalmente el riesgo de robo, pero apunta a que con su sistema el ladrón al menos debe cambiarse de ropa, ya que el gas liberado se adhiere a la piel y a la ropa.

‘Skunklock’ ha sido presentado en la plataforma de micromecenazgo ‘Indiegogo’. Sus creadores han solicitado a los usuarios un total de 20.000 dólares para poner en marcha su fabricación y ya llevan más de 46.000. Cada unidad costará 100 dólares.