Diario Sur

La lucha contra el cambio climático inicia su hoja de ruta en Marrakech

París fue el lugar del anuncio y Marrakech es el de los matices. La ciudad marroquí acoge desde ayer la COP22, una cumbre del clima que comienza con un compromiso de reducción de los gases de efecto invernadero (GEI) ratificado por cien países que representan el 70% de las emisiones. Ahora, los negociadores tendrán que ponerse de acuerdo sobre una serie de procesos que hagan posible poner en práctica ese acuerdo histórico. Se trata, según la negociadora francesa Laurence Tubiana, de «terminar las reglas» del texto, cuyo objetivo principal es que el calentamiento global no supere los 2 grados pero que también incluye compromisos a escala nacional. Todavía quedan muchas cuestiones por resolver, en cualquier caso.