Diario Sur

¿Por qué los hombres roncan más que las mujeres?

¿Por qué los hombres roncan más que las mujeres?
  • Cuestiones anatómicas y el mayor consumo de alcohol y tabaco entre los varones favorecen ese ruido durante el sueño

El amor no impide que los ronquidos sean un motivo de discordia entre las parejas. El inoportuno ruido que se hace mientras se duerme supone un incordio para el que lo sufre, que ve cómo no logra conciliar el sueño. Aunque todas las personas pueden roncar en un momento determinado, esa molesta situación es mucho más frecuente en los hombres que en las mujeres. Los varones roncan el doble que las féminas, como se puso de manifiesto en el 67.º congreso de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL) celebrado la pasada semana.

¿Y por qué roncan más los hombres? La respuesta no es única. Hay varios factores que lo determinan. En primer lugar, los estrógenos evitan que el cuello de las mujeres se relaje durante el sueño, algo que sí sucede con el de los hombres. Una vez perdida la protección de los estrógenos, las mujeres postmenopáusicas sí que roncan del mismo modo que los hombres. Cuando las féminas entran en la menopausia, sus ronquidos se equiparan al de los varones, indicaron expertos consultados por este periódico.

Otro elemento a reseñar es que durante el sueño, la lengua se relaja y cae sobre la cavidad bucal, sobre todo cuando se duerme boca arriba. Como los hombres tienen más grande esa cavidad y, además, sus cuerdas vocales son más vibrantes, resuenan más, lo que acentúa el ronquido.

El estilo de vida que se lleva también repercute en el sueño. El consumo de alcohol y tabaco favorece que se ronque. Aunque las distancias se están acortando, el número de hombres que fuman y beben de forma regular es superior al de mujeres que tienen esos hábitos. Las bebidas alcohólicas logran la relajación de los músculos de las zonas de paso del aire y provocan que la lengua caiga hacia atrás, lo que puede obstruir las vías respiratorias.

Un aliado formidable de los ronquidos es la obesidad. Está demostrado que el 80 por ciento de los pacientes que roncan son obesos, explicó Eduard Esteller, presidente de la comisión de roncopatía y trastornos del sueño de la SEORL. El motivo es que hay una reducción del calibre de la vía aérea superior, un incremento de grasa entre las fibras de los músculos encargados de mantener la vía abierta y una disminución de los reflejos cuya misión es conseguir que dicha vía no se cierre.

El doctor Esteller precisó que muchos pacientes pueden reducir la intensidad de los ronquidos y lograr que los tratamientos indicados sean más eficientes adelgazando. Una investigación publicada en septiembre en ‘American Family Physician’ incluye la reducción de peso como parte del tratamiento de la apnea obstructiva del sueño y sus síntomas asociados como los ronquidos.

Cómo combatir los ronquidos

Este experto aconseja, como forma de combatir los ronquidos, eliminar la ingesta de alcohol, evitar los sedantes, hipnóticos, ansiolíticos y otros depresores del sistema nervioso central, dormir un mínimo de ocho horas diarias y en horarios regulares, así como procurar no conciliar el sueño en posición supina (boca arriba). Los especialista recomiendan acudir al médico a consultar el problema para evitar las consecuencias negativas de los trastornos del sueño y descartar que se padece anea obstructiva.

Es importante que, ante la presencia de ronquidos intensos y entrecortados que se puedan acompañar de somnolencia diurna y afecten a la calidad de vida de la persona con cansancio, fatiga o falta de concentración, se acuda a la consulta de un otorrinolaringólogo para confirmar un diagnóstico, dijo el doctor Esteller. El especialista con el que se consulte explorará la vía aérea superior, evaluará el posible exceso de peso, el estado cardiovascular y hará un registró del sueño para confirmar la presencia o no del síndrome de la apnea obstructiva del sueño, indicó Esteller.