Diario Sur

Colocan una muñeca hinchable al Franco decapitado del Born de Barcelona

vídeo

La muñeca cabalga junto a la estatua de Franco decapitado.

  • Varios desconocidos han arrojado huevos y tomates contra la escultura, que pertenece a una muestra antifranquista organizada por el Ayuntamiento sobre la impunidad de la dictadura

La polémica exposición sobre Franco, que se inauguró este lunes en Barcelona, sigue despertando polémica y este martes el artista barcelonés Toni Molins ha colocado una muñeca hinchable montando junto a Franco en la estatua que muestra al caudillo sobre un caballo. El joven ha asegurado que quería mostrar su rechazo a la presencia de símbolos de la dictadura. Además, ha añadido que es «gratuito y pornográfico» que muchas ciudades españolas todavía permitan la exhibición en sus calles de estatuas que aún recuerdan el franquismo. Además, varios desconocidos han arrojado huevos y tomates contra la estatua decapitada.

Según han informado este martes fuentes municipales, la intención del consistorio es que la limpieza de los elementos lanzados contra las esculturas o colocados sobre ellas se haga con un criterio de proporcionalidad, por lo que cada día se limpiará lo que se vea sucio, especialmente el material orgánico, que se retirará a primera hora, coincidiendo con la limpieza general del distrito.

Como en todas las muestras culturales, la seguridad está prevista como parte del dispositivo global de la exposición, que en este caso prevé un vigilante nocturno y del personal de seguridad ordinario del Born durante el día. El consistorio de Barcelona, que cifra en 203.000 euros el coste total de la exposición considera que las estatuas exhibidas en el Born son un elemento patrimonial que, como tal, tienen que ser preservadas, aunque todo hace pensar que el odio generado por el caudillo impulsará nuevas acciones contra su persona o, en este caso, contra su estatua.