Diario Sur

Rememorando África al vuelo

Tres biplanos Tiger Moth sobrevuelan las cataratas Victoria, en Zimbabue, durante uno de los rallies aéreos celebrados sobre territorio africano. :: vintage air rally
Tres biplanos Tiger Moth sobrevuelan las cataratas Victoria, en Zimbabue, durante uno de los rallies aéreos celebrados sobre territorio africano. :: vintage air rally
  • Un grupo de aviadores, con aeroplanos casi centenarios, cruzarán el continente en una ruta con todos los elementos del mejor guión de cine

«¿Cuándo has aprendido a volar?», pregunta Meryl Streep a Robert Redford mientras se acomoda en el asiento delantero del viejo biplano. «¡Ayer!», contesta él, entre el ronroneo del motor del Tiger Moth amarillo y los primeros acordes del tema principal compuesto por John Barry para la película 'Memorias de África'.

¿Quién no ha soñado alguna vez con rememorar ese vuelo con un avión de 1920 sobre las llanuras de Kenia, al igual que la baronesa Karen Blixen y el cazador Denys Flinch Hatton? Ahora, la ruta aérea organizada por Vintage Air Rally va a recorrer parte de los lugares que aparecen en el libro escrito por Isak Dinesen (pseudónimo de la baronesa Blixen) en una travesía que partirá de Creta el 12 de noviembre y llegará, cinco semanas después, a Ciudad del Cabo, en Sudáfrica.

Los aeroplanos, auténticas joyas de la aviación, tripulados por una o dos personas, harán los trayectos con reglas de vuelo visual, pero solo cuando el tiempo acompañe, lo que la organización define como «cielos claros, bajo un glorioso sol brillante, y con temperaturas entre 25 y 35 grados centígrados».

Serán 15 aviones legendarios, entre los que hay varios ejemplares del mencionado Tiger Moth, Boeing Stearman, Bücker Jungmann, Stampe, Travel Air 4000 e incluso un enorme Antonov AN2 que, pese a estar datado de 1947, realizará la ruta junto al resto de aparatos que han sido fabricados hace casi un siglo. Sus tripulaciones las componen pilotos de varias nacionalidades (británicos, franceses, alemanes, estadounidenses, sudafricanos y canadienses). Viajarán a través de Egipto, Sudán, Etiopía, Kenia, Tanzania, Zambia, Zimbabue, Botsuana y Sudáfrica, a donde tienen previsto llegar el 16 de diciembre, tras haber recorrido alrededor de 6.000 millas náuticas (más de 11.000 kilómetros).

Tras la llegada a Sudáfrica, los pilotos podrán embarcar sus aviones de vuelta a sus aeródromos de origen o bien, con la ayuda de la organización, volver por la misma ruta hacia el norte o por otra similar. Pero tanto la ruta de ida como la posible de vuelta cuentan con los dos elementos principales que quiere destacar la organización: seguridad y disfrute, las dos claves de la aviación privada. A esto suman una frase más que sirve de colofón a su folleto publicitario: 'Vuele con nosotros. No se arrepentirá'. Y es seguro que sus privilegiados participantes, al igual que Meryl Streep, no lo harán.