Diario Sur

'Inferno' en Florencia

El plantel de 'Inferno', con Tom Hanks, en el centro, y Dan Brown (segundo por la derecha).
El plantel de 'Inferno', con Tom Hanks, en el centro, y Dan Brown (segundo por la derecha). / A. FERRERAS
  • La Opera di Firenze acoge el estreno mundial de la adaptación al cine de la tercera entrega del Código Da Vinci, con Tom Hanks a la cabeza

florencia. La Opera de Florencia se convirtió el sábado en el glamuroso marco para la presentación mundial de 'Inferno', la adaptación cinematográfica de la tercera novela escrita por el británico Dan Brown dentro de la saga iniciada por 'El código Da Vinci', cuyo reparto internacional vuelve a dirigir Ron Howard y a encabezar un incombustible y cautivador Tom Hanks como el profesor Robert Langdon. Mateo Renzi, exalcalde de Florencia y actual primer ministro italiano, fue una de las innumerables 'celebrities' que quiso desfilar por la alfombra roja, en un evento que por su hollywoodense puesta en escena terminó por desbordar la ciudad. Rodada en Florencia, Venecia, Budapest y Estambul, es una superproducción que tiene todos los ingredientes para volver a reventar las taquillas.

Pese a la cantidad de famosos que llenaron el monumental edificio, el protagonismo del estreno se lo llevó Hanks y en algunos momentos también su mujer, Rita Wilson, que lo acompañó a la 'premiere'. A un actor que ha ganado dos Oscar de manera consecutiva y cuatro Globos de Oro no le asombra gala alguna, por muy espectacular que sea, por lo que él mismo decidió invertir los papeles para convertirse en quien sorprendiese a la prensa acreditada. Y eso es precisamente lo que hizo.

Ya el pasado jueves, durante la multitudinaria rueda de prensa que tuvo lugar en el majestuoso Salón de los Quinientos del Palazzo Vecchio, actual sede del Ayuntamiento de la ciudad y lugar donde se grabaron alguna de las escenas centrales de la película, Hanks hizo gala de su capacidad de improvisación, amenizando la mañana a los asistentes y a sus propios compañeros de reparto. En los dos posados para la prensa derrochó simpatía y tablas, mezclando ironía con buen humor, circunstancia esta última en la que se alió con el actor Omar Sy, con quien inventó un dueto cómico que desató las risas de actores, periodistas, organización e, incluso, del servicio de seguridad.

No estuvo en la promoción previa, pero sí asistió al estreno el actor estadounidense Ben Foster (X-Men: la decisión final), cuyo papel de Bertrand Zobrist es quien realmente da forma al argumento de la película con el personaje de un bioingeniero que pone sobre la mesa las terribles consecuencias de la sobrepoblación. Un argumento que Dan Brown tomó prestado de la idea que Dante tenía de la justicia poética. Para castigar a la humanidad por llevar al planeta más allá de su capacidad, un villano propagará una enfermedad letal capaz de fulminar a miles de millones de personas. Todo ello, claro, si Langdon no lo impide.

El resultado son dos horas que no dan tregua al espectador, en las que los primeros veinte minutos son una muestra del mejor 'thriller' de ambiente asfixiante. No se trata de una película que continúe las otras dos anteriores de la saga, por lo que puede ser vista por un espectador que no conozca la trama de 'El código Da Vinci' o 'Ángeles y Demonios'. La historia, bien armada y compacta, mezcla de nuevo enigmas, arte, misterio, belleza, drama y la amenaza de una pandemia que desbanca a las armas convencionales como método para terminar con la mayor parte de la humanidad.

¿Ficción o realidad? De momento, y afortunadamente, la respuesta es entretenida y correctamente resuelta película de pura acción de principio a fin.