Diario Sur

«El maltratador no es ningún loco, es plenamente consciente de lo que hace»

Guillermo Jiménez y Ángeles Carmona en la ponencia.
Guillermo Jiménez y Ángeles Carmona en la ponencia. / SUR
  • La presidenta del Observatorio de Violencia de Género del CGPJ insiste en que las atenuantes y eximentes que se aplican a favor de ellos en las sentencias son ínfimas

«El maltratador no es ningún loco, es plenamente consciente de lo que hace». Así lo aseguró ayer la presidenta del Observatorio de Violencia de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Ángeles Carmona, amparándose en las cifras de un estudio realizado por el consejo del que se extrae que las atenuantes y eximentes aplicadas a favor de los procesados en las sentencias de este tipo de asuntos son ínfimas.

En concreto, Carmona, que ofreció una ponencia en el marco del XII Congreso de la Abogacía organizado por el Colegio de Abogados de Málaga, se refería al estudio que se ha realizado sobre la aplicación de la Ley Integral sobre Violencia de Género por las Audiencias Provinciales, dentro del cual se han analizado casi 500 sentencias escogidas al azar. De ahí es de dónde se extraen datos como que solo en el 0,27 por ciento de las sentencias condenatorias se aplica la atenuante de arrebato y en un 1,07 por ciento la de alteración psíquica.

Asimismo, en el estudio se recoge que el 66 por ciento de las sentencias son condenatorias y que solo en dos de las casi 500 resoluciones analizadas se solicita que se deduzca testimonio a la mujer por falso testimonio: «Vemos claramente que las denuncias falsas en cuanto a la violencia de género son un mito».

Durante su ponencia, Carmona destacó que en los últimos años también se ha avanzado en el incremento de medidas de protección para los menores, que son la otra gran víctima de la violencia de género. De hecho, indicó que se han dado casos en los que el maltratador es capaz de acabar con la vida del hijo en común de la pareja para hacerle daño a la mujer, como el caso que se dio en Málaga, dónde la pequeña Leonor murió a manos de su padre en Campillos en 2013.

Carmona insistió en la necesidad de continuar apoyando a las mujeres maltratadas con todas las medidas necesarias de protección y reconoció la gran labor que realizan los letrados del Turno de Oficio asesorándolas y acudiendo con ellas a las autoridades a la hora de presentar la denuncia, así como en el proceso judicial. Acompañada durante su ponencia por el responsable del Turno de Oficio en el Colegio de Abogados de Málaga, Guillermo Jiménez, la presidenta anunció que el observatorio de Violencia de Género del CGPJ premiará el próximo mes de noviembre la labor de los letrados que forman parte de este servicio.