Diario Sur

Muere el exorcista del Vaticano Gabriele Amorth

Gabriele Amorth.
Gabriele Amorth. / Afp
  • El Vaticano reconoció la AIE en 2014, dando su apoyo a una práctica que no es admitida ni apreciada por todos en el seno de la Iglesia

El que fuera exorcista del Vaticano y de la diócesis de Roma, Gabriele Amorth, murió a los 91 años de edad, indicaron el domingo los medios italianos citando a fuentes de su entorno.

Ordenado sacerdote en 1954, fue ayudante durante varios años del padre Candido Amantini, exorcista de la Santa Sede, antes de sucederlo en 1990.

En ese momento fundó la Asociación Internacional de Exorcistas (AIE), que presidió hasta su jubilación con 75 años en 2000. Esta asociación cuenta hoy con 250 exorcistas de 30 países.

El exorcismo, al cual recurrió Jesús según la tradición del Evangelio, consiste en "expulsar a los demonios", fuerzas del mal que "poseen" a una persona.

Amorth fue autor de numerosas obras sobre el exorcismo, la última publicada en español en 2012 bajo el título "El último exorcista. Mi batalla contra Satanás".

Según una de sus editoriales, el padre Amorth habría realizado unos 160.000 exorcismos. También colaboraba como periodista para la publicación "Famiglia Cristiana".

El Vaticano reconoció la AIE en 2014, dando su apoyo a una práctica que no es admitida ni apreciada por todos en el seno de la Iglesia.

El papa Francisco evoca más a menudo que sus predecesores la presencia nociva del "diablo", el "demonio" o "Satán" en el mundo, y la necesidad de luchar por distintos medios contra la misma.

El miércoles, en una misa de homenaje al padre francés Jacques Hamel, degollado en su iglesia en julio por yihadistas, Jorge Bergoglio afirmó que matar en nombre de Dios es un acto "satánico".