Diario Sur

El acompañante, un peligro al volante

La campaña 'STOP Distraer'.
La campaña 'STOP Distraer'.
  • Familiares, compañeros de trabajo, amigos, niños o incluso las mascotas influyen en el comportamiento del conductor, según un estudio de BP, Castrol y RACE

"Todos en el coche pueden ayudar porque el objetivo principal es que el conductor sólo se preocupe de conducir". Son palabras de Luis Moya, el copiloto español bicampeón del mundo de rallies junto a Carlos Sainz. Moya ha apoyado la campaña 'STOP DISTRAER' con la que se pretende que los viajes por carretera sean lo más ‘tranquilos posibles para los conductores y sus pasajeros. Familiares, compañeros de trabajo, amigos, niños o incluso las mascotas que viajan a bordo de un vehículo influyen en el comportamiento del conductor y por lo tanto en la seguridad de los desplazamientos. Así lo afirma un estudio desarrollado por BP, Castrol y RACE, con el que pretenden conocer el rol de los acompañantes, al mismo tiempo que se conciencia sobre la importancia de un comportamiento correcto a bordo del vehículo.

"Planificar el viaje es vital", señala Luis Moya, que añade que "todo lo tienes que llevar preparado para que el viaje sea lo más agradable y seguro posible para todos los ocupantes". De hecho, el estudio señala que ocho de cada diez conductores aseguran que se distraen más cuando van acompañados y que las distracciones que se dan con mayor frecuencia a bordo de un vehículo son: hablar con el conductor (60%), atender a los niños (12%), mirar al acompañante (10%) y las discusiones (4%). Según Jorge Castellanos, Coordinador del Área de Seguridad Vial del RACE, "el 85% de los conductores reconoce que se ha distraído por culpa de un acompañante y en uno de cada cuatro casos se produjo una situación de riesgo, llegando a producirse un accidente o una situación de alto riesgo en un 3%".

De hecho, al ser preguntados los conductores quién ejerce una mayor influencia sobre el conductor, los encuestados señalan que los bebés (79,5%), las mascotas (73,4%) y los niños menores de 14 años (68,4%) son los principales motivos de distracción, mientras que los hijos de más de 14 años (36,8%) y la pareja (26,8%) son, por el contrario, los acompañantes que menos distraen y que más ayudan al conductor. Por ello, es importante "concienciar a todos los ocupantes del vehículo de la importancia de la seguridad", señala Jorge Castellanos.

Pero si hay algo que distrae más que nada a los conductores eso es las discusiones (con una nota media de 7,12 sobre 10), aunque no es el único, ya que el hecho de que el acompañante llame la atención por la manera de conducción también genera un elevado nivel de distracción (media 6,64), al igual que el movimiento de los niños en el vehículo (media 6,53) y las interrupciones relativas a la búsqueda de música (media 6,35). De hecho, los 6 perfiles de los acompañantes que entrañan un mayor riesgo para la conducción son los bebés y niños menores de 14 años, las mascotas, el discutidor, el experto, el navegador y el tocón.

El hecho de ir acompañado o no en el vehículo también influye en el estilo de conducción, como reconoce un 46% de los encuestados. A los conductores más jóvenes, de 18 a 24 años, les influye mucho (64%), llegando incluso a reconocer que el hecho de ir acompañado les lleva a conducir más rápido (15%). Sin embargo a los encuestados con edades comprendidas entre los 55 y los 75 años es a los que menos les influye (32%). El resultado de la encuesta, además, ha detectado tres perfiles de conductores según su relación con los ocupantes como el conductor emocional (41%), que son aquellos a los que los comportamientos de sus acompañantes les distraen mucho; el conductor exigente (30%), que son los que creen que los acompañantes no son conscientes de que tienen que ayudar al conductor y sin querer les distraen; y el conductor racional (29%), que se trata del que menos se distrae.