BIC, mucho más que un boli: usos y curiosidades

BIC, mucho más que un boli: usos y curiosidades
  • Seguro que no conoces todas sus posibilidades y detalles que lo han convertido en el bolígrafo más extendido y popular del mundo

El BIC Cristal, más conocido como bolígrafo BIC, es el favorito en millones de casas, oficinas y escuelas repartidas por todos los continentes. El clásico bolígrafo tiene un cuerpo transparente que permite visualizar la tinta que queda en el tubo y su forma hexagonal hace que no ruede en la mesa además de permitir escribir con un mayor control. Son algunos de los secretos de su éxito mundial. También influye su precio económico y su larga duración para escribir. Al margen de su popularidad, muchas son las curiosidades así como sus otros usos no autorizados por la empresa francesa que los comercializa desde 1950. No pierdas detalle de todo lo que esconde este popular boli que, sin duda alguna, tienes en casa.

Curiosidades

Historia. Marcel Bich y su socio Edouard Buffard comienzan a fabricar en 1945 plumas y partes mecánicas de lápices en la localidad francesa de Clichy. Es el germen de lo que hoy es la empresa. El BIC Cristal no se comercializaría hasta 1950 cuando Marcel Bich decide lanzarlo en Francia. Su nombre, BIC, es una versión acortada de su propio nombre.

Duración. El producto, según reza la web oficial, es más que duradero: Hasta 2 km de escritura lineal podría permitirnos un bolígrafo.

Agujeros. No uno sino dos orificios tienen los bolis. En el tapón y también en el tubo que contine la tinta. ¿Para qué sirven? En el primer caso, el del tapón, el agujero cumple una norma de seguridad de la marca BIC: Evitar el riesgo de asfixia. De sobra es conocida y extendida la afición por mordisquearlo y, si se diera el caso de tragarse o succionar el tapón, el agujero permitiría que no se obstruyeran las vías respiratorias. En el segundo caso, el agujero del tubo que contiene el tubo evita fugas de tinta (sirve para igualar la presión atmosférica dentro y fuera del boli ya que una diferencia entre el interior y el exterior provocaría posibles pérdidas).

Expansión. Su comercialización se extiende por todo el mundo. Se venden en Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Uruguay, Venezuela, Perú, Bolívia o Paraguay. También en México, Japón, Turquía, Estados Unidos o Escandinavia.

Los otros usos del boli BIC

Sirven para escribir y pintar. De eso no hay ninguna duda. Pero, ¿también para algo más? Internet está lleno de otros usos alternativos atribuidos al popular boli. El ingenio no tiene límites. Te contamos algunos de los más originales.

1. PARA REBOBINAR CINTAS DE CASETE. Cada vez se usan menos pero hubo una época en que el rebobinado se había a golpe de boli.

2. PARA LAS CHULETAS. Son ideales para ocultar una chuleta dentro del cilindro del boli. Esta fórmula está calificada como una de las mejores técnicas y más efectivas para copiar en los exámenes sin que te pille el profesor.

3. COMO CERBATANA. Todos lo hemos hecho de niños y no tan niños: Usar el cilindro del boli a modo de cerbatana para lanzar arroz o papel mojado a alguien.

4. PARA HACER MALABARES. Los hay que los usan como auténticos especialistas en juegos de destreza.

5. COMO DESESTRESANTE. ¿Muerdes la punta o el tapón del boli? A muchos este gesto le ayuda a reducir estrés.

6. PARA HACER OBRAS DE ARTE. Hay artistas que se atreven con todo. Incluso a pintar con un BIC verdaderas obras de arte. Es el caso de Juan Francisco Casas, un joven jienense que se dio a conocer por sus dibujos hiperrealistas a base de trazados realizados con estos bolígrafos. En Youtube hay vídeos de otros artistas que también lo usan para sus creaciones.

7. ¿PARA UNA TRAQUEOTOMÍA DE URGENCIA?. Podríamos encontrarnos -ocurre al menos en las series de televisión- ante la situación de tener que realizar una traqueotomía de urgencia. Para ello se necesita un objeto cortante (una navaja por ejemplo) y un tubo para mantener abierto el orificio. Ese tubo podría ser el del bolígrafo BIC (en la ficción, como decimos, ocurre).

8.PARA DEMOSTRAR LA ELECTRICIDAD ESTÁTICA. Este uso hace referencia a un sencillo experimento: Se frota un boli BIC con la ropa o con el pelo y se acerca un montón de papelitos cortados. ¿Qué ocurre entonces?. Lo puedes ver en el vídeo:

9.TRUCO DE MAGIA. Es tan simple que lo hacen hasta lo más pequeños de la casa.

10. PARA SUJETAR EL PELO. Muchas mujeres usan los bolis BIC (también valen lápices u otro tipo de bolígrafos) para recogerse la melena.

Si conoces alguna utilidad más asociada a este artículo no dudes en compartirla con nosotros. Así seguiremos demostrando que el BIC, es mucho más que un boli.