Sendero de Peñas de Cabrera

El punto de partida de esta ruta está muy cerca de la carretera A-356 (Carretera del Arco)

El camino pasa en sus primeros pasos junto a un cortijo/
El camino pasa en sus primeros pasos junto a un cortijo
Javier Almellones
JAVIER ALMELLONESMálaga

Ubicación

Este itinerario circular sale de la ribera del Guadalmedina, en el término municipal de Casabermeja, para pasar junto a uno de los yacimientos prehistóricos más importantes de la provincia.

Ficha

Comarca
Vega de Antequera
Nivel de dificultad
Baja
Tipo de ruta
Circular
Duración aproximada
1 hora y 45 minutos
Longitud del trayecto
4,4 kilómetros
Altura mínima
506 metros
Altura máxima
670 metros

Cómo llegar al punto de partida

El punto de partida de esta ruta está muy cerca de la carretera A-356 (Carretera del Arco) por el que se accede a los pueblos de la Alta Axarquía. Concretamente, hay que buscar desde Casabermeja una salida indicada para Los Portales (aproximadamente en el kilómetro 4). Una vez se toma este carril habrá que avanzar unos 150 metros para cruzar el cauce del Guadalmedina y, a continuación, girar por el primer carril a la derecha. A partir de ahí, en la urbanización El Alcaide, se puede buscar sitio para estacionar el vehículo, ya que el punto de partida (36.90005, -4.396653) está en ese mismo camino.

Descripción de la ruta

  • 1

En el paraje conocido como Cerro Mojea, se encuentra el conjunto pictórico de Peñas de Cabrera. Se trata de una serie de muestras de arte rupestre del Calcolítico, que se han encontrado en los abrigos naturales formados en las rocas gracias al desgate de la erosión. Estas pinturas son manifestaciones pictóricas esquemáticas, de color rojo, en la que abundan, sobre todo, los motivos antropomórficos.

Vista de uno de los cortijos situados en este recorrido
Vista de uno de los cortijos situados en este recorrido
  • 2

Para aproximarse hasta este enclave el sendero de Peñas de Cabrera propone un recorrido breve y semicircular que es acompañado en los primeros metros por el curso del río Guadalmedina, que se verá a la izquierda. Tras un breve paseo llano, habrá que subir una ligera pendiente para pasar junto a un cortijo por el que se accede a Peñas de Cabrera.

  • 3

Para llegar hasta este conjunto de pinturas rupestres habrá que localizar primero su ubicación (en un roquedal calizo, claramente visible) para después, con algo de intuición, seguir los pequeños carriles que suben hasta él. Así, a tan sólo 300 metros se verán los primeros abrigos usados por los pobladores del Calcolítico.

Una de las pinturas más conocidas de este conjunto rupestre
Una de las pinturas más conocidas de este conjunto rupestre
  • 4

En estas cavidades se verán algunas pinturas rojizas, con figuras que representan a animales o personas. Eso sí, habrá que tener mucho cuidado para aproximarse a ellas para evitar el deterioro de esta excelente muestra de arte rupestre. A continuación de la primera se podrá seguir hacia la derecha viendo otros buenos ejemplos de arte pictórico rupestre. Eso sí conviene prestar mucha precaución al caminar sobre estas rocas calizas, a menudo resbaladizas, ya sea por la erosión o por la humedad que pueda tener en ciertas épocas del año.

La singular geología caliza de esta zona es también un atractivo para hacer esta ruta
La singular geología caliza de esta zona es también un atractivo para hacer esta ruta
  • 5

Tras recorrer los distintos abrigos habrá que subir hasta el punto más elevado de la ruta, situado justo antes de una antigua era. Desde esta zona, se podrá disfrutar de bonitas vistas del entorno, sobre todo en invierno y primavera, cuando el verdor de la vegetación sobresale especialmente. Desde allí, se verá una bonita vista de las suaves lomas que acompañan a la Carretera del Arco, antiguos cortijos hoy abandonados o el Cementerio Judío, situado en frente del punto de partida de este breve itinerario senderista.

  • 6

Desde la mencionada era, habrá que bajar por un carril de tierra hasta un cruce situado en la ribera del arroyo de los Pilones, afluente del Guadalmedina. En paralelo a este cauce habrá que bajar aproximadamente un kilómetro para reencontrarse con el punto de partida.

Fauna y flora

Además del valioso patrimonio histórico, este itinerario tiene otros atractivos, como las distintas especies botánicas que se pueden ver. Parte del recorrido se realiza, de hecho, por un espeso bosque en el que hay espectaculares encinas, que compiten en belleza con olivos y acebuches. En lo que se refiere a matorral, se pueden ver desde esparragueras a lavanda o jara, entre otras plantas. Más difícil será avistar a los mamíferos que tienen allí y en el entorno su hábitat, ya que suelen ser especies que normalmente huyen de la presencia del hombre. Es el caso de zorros, meloncillos, erizos o conejos. En lo que se refiere a aves, se avistan con facilidad algunas rapaces, como la primilla o cernícalo común.

Muchos de estos restos pictóricos son fáciles de apreciar a simple vista | Todavía se conservan muchas edificaciones en la zona, aunque la mayoría no están habitadas | Desde esta ruta se puede ver el cementerio judío de Casabermeja

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos