Ruta Benalmádena-Alhaurín de la Torre

Itinerario incluido dentro de la Gran Senda de Málaga como etapa número 34

Vista panorámica del Calamorro/
Vista panorámica del Calamorro
Javier Almellones
JAVIER ALMELLONESMálaga

Ubicación

Itinerario incluido dentro de la Gran Senda de Málaga como etapa número 34. En esta ocasión, no sólo es una ruta que sirve para unir dos pueblos (Benalmádena y Alhaurín de la Torre) sino también dos comarcas que están unidas a través de la Sierra de Mijas. Así, con este itinerario se irá desde la Costa del Sol hasta el Valle del Guadalhorce.

Ficha

Comarca
Costa del Sol-Valle del Guadalhorce
Nivel de dificultad
Media
Tipo de ruta
Lineal
Duración aproximada
3 horas y 15 minutos (sólo ida)
Longitud del trayecto
11 kilómetros (sólo ida)
Altura mínima
190 metros
Altura máxima
661 metros

Cómo llegar al punto de partida

Para comenzar esta ruta senderista, que coincide con una de las etapas de la Gran Senda de Málaga, hay que ir hasta la zona alta de Benalmádena Pueblo. Concretamente, hay que dirigirse hasta el final de la Calle Cernuda, que desemboca en una rotonda. Una vez que se ha estacionado el vehículo en el entorno. Habrá que buscar desde allí las señalizaciones que indican los primeros pasos (COORDENADAS 36.599803, -4.571713). Así, lo primero que habrá que hacer es buscar el camino que pasa por debajo de la autovía para adentrarse en la sierra.

Descripción de la ruta

  • 1

La trigésimo cuarta etapa de la Gran Senda de Málaga hace un último guiño al interior antes de dirigirse a la capital de la Costa del Sol. Así, desde Benalmádena Pueblo, esta ruta recorre las laderas de la sierra de Torremolinos para posteriormente dirigirse hacia la localidad de Alhaurín de la Torre, evitando así la subida al pico Jabalcuza, que corona el macizo interior. Por tanto, en el último tramo de este itinerario se abandonan las vistas panorámicas del litoral para sustituirlas por las del Valle del Guadalhorce e incluso por las de la ciudad de Málaga. Después de varias subidas y bajadas por estas sierras, la recta final de la ruta llega al descenso del barranco del arroyo Zambrano.

Parte del tramo que hay entre el Calamorro y la Cañada del Lobo
Parte del tramo que hay entre el Calamorro y la Cañada del Lobo
  • 2

En los primeros pasos el camino comienza a subir hacia el Calamorro por la garganta conocida como El Tajo del Quejigal, bordeando el conocido monte Calamorro por el oeste para subirlo de una forma muy gradual. Pese a sus desniveles, no es una ruta excesivamente dura, ya que se emplean muchas veredas que hasta hace pocas décadas eran usadas habitualmente por arrieros, carboneros y otros trabajadores del mundo rural, que tenían que buscar el camino más corto o directo para pasar de la costa al interior. Por esa razón, los senderos están casi siempre marcados y discurren por los enclaves más cómodos.

  • 3

De esta forma, se llega a las inmediaciones del Monte Calamorro para continuar en sentido nordeste hacia otro de los hitos del camino, la Cañada del Lobo. Desde allí, el camino continúa cresteando la sierra hasta los pies del Jabalcuza, al que se elude subir para tomar el descenso del arroyo Zambrano que lleva hasta una de las urbanizaciones más conocidas de Alhaurín de la Torre.

A pesar de cruzar una sierra, buena parte del camino es llano
A pesar de cruzar una sierra, buena parte del camino es llano
  • 4

El sendero, en otra de sus zonas, pasa junto a impresionantes roquedales calizos y bancos de arenas dolomíticas, lo que proporciona, sin duda, una postal geológica inesperada entre núcleos tan urbanizados como Torremolinos, Benalmádena o Alhaurín de la Torre. También se atraviesan algunos bosques de pinos y encinas, que representan un auténtico vergel en esta zona metropolitana de Málaga. Incluso, en este recorrido es posible disfrutar del olor propio del campo, gracias a la presencia de numerosas plantas aromáticas, como el romero y el tomillo, que tienen su contrapunto exótico con la presencia del palmito, una de las especies botánicas más singulares de todo el macizo que conforma la Sierra de Mijas.

  • 5

A pesar de que la mayor parte de la ruta pasa por media montaña, las panorámicas que se obtienen son muy amplias y diversas. Así en el recorrido se puede apreciar desde localidades costeras como Benalmádena, Torremolinos o Málaga, hasta formaciones montañosas como el Parque Natural de Los Montes de Málaga o, en un segundo plano, el Torcal de Antequera o la Sierra de Tejeda. Por supuesto, en el último tramo el protagonista es el Valle del Guadalhorce y lo que se conoce como la Hoya de Málaga.

Instalaciones situadas en el entorno del Calamorro
Instalaciones situadas en el entorno del Calamorro

Fauna y flora

En lo que se refiera a fauna, sobresalen anfibios, como la salamandra y reptiles como las lagartijas colilarga y colirroja. La avifauna, muy variada, cuenta con especies singulares como el gavilán, el ratonero o las águilas real y perdicera. Entre los mamíferos, no resulta difícil apreciar algunos ejemplares de cabra montés. Más complicado será avistar algunos de los zorros y pequeños mamíferos que también pueblan esta zona de la Sierra de Mijas y sus alrededores. Respecto a la flora, también hay mucha diversidad, desde bosques de pinos hasta numerosas plantas aromáticas, como el almoradú, el romero o el cantueso. Otras especies vegetales que se pueden ver en este recorrido son la encina, el acebuche, el olivo, el palmito o incluso algunos ejemplares de enebro.

Enclave conocido como la Cañada del Lobo. | Mirador del Lobo | El ecuador de la ruta discurre por un carril ancho

Temas

Coín

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos