Río Pereilas (SL-A-163)

Paseo por uno de los tramos más sosegados de la ribera del Pereilas, en el término municipal de Coín

Cauce del río Pereilas
Javier Almellones
JAVIER ALMELLONESMálaga

Ubicación

Breve paseo por uno de los tramos más sosegados de la ribera del Pereilas, en el término municipal de Coín. Este sendero homologado se corresponde con la nomenclatura SL-A-163

Ficha

Comarca
Valle del Guadalhorce
Nivel de dificultad
Baja
Tipo de ruta
Lineal
Duración aproximada
45 minutos (sólo ida)
Longitud del trayecto
1,9 kilómetros (sólo ida)
Altura mínima
68 metros
Altura máxima
81 metros

Cómo llegar al punto de partida

El punto de partida de esta ruta está junto al cauce del río Pereilas, cuando éste pasa por debajo del conocido como el Puente de los Tubos (COORDENADAS 36.682821, -4.7512120). Para llegar hasta allí hay que dirigirse hacia el casco urbano de Coín por la avenida de España. Posteriormente, habrá que salir por la vía de Partido Cantarranas. Tras unos metros se abandona el casco urbano (polígono industrial) y se comienza a descender en vehículo hacia el cauce del Pereilas. Tras dos kilómetros, se llega al Puente de los Tubos, donde habrá un cartel que indicará el sentido a seguir para comenzar la ruta a pie.

Descripción de la ruta

  • 1

Este itinerario se puede complementar perfectamente con el conocido como Sendero de los Dos Ríos (PR-A-382). De hecho, para acceder al cauce del Pereilas, se puede hacer un tramo de dicha ruta previamente. En cualquier caso, si se accede desde el casco urbano de Coín no habrá que cruzar nunca el río, ya que, de hacerlo, no se podría hacer este paseo fluvial.

Bajo el Puente de los Tubos comienza esta ruta
  • 2

Desde el Puente de los Tubos, la ruta no ofrece ninguna complejidad. Habrá que acompañar al río en su descenso a través de un carril ancho. De esta forma, el curso del Pereilas quedará siempre a la izquierda. Tampoco habrá que pasar por debajo del puente, ya que después resultará imposible seguir a pie.

  • 3

Esta ruta, que apenas llega a los dos kilómetros de longitud (ida), es prácticamente llana, lo que la hace recomendable para cualquier tipo de público. El único contratiempo que puede aparecer en este recorrido pueden ser los cañaverales, que, en ocasiones, caen sobre el propio camino. Eso sí, eso no impedirá continuar el paseo hasta el final de la ruta. Tampoco debe ser un obstáculo un pequeño afluente que habrá que cruzar. No suele llevar mucha agua y, además, se pude cruzar con algunas piedras bien colocadas.

El río suele tener agua durante casi todo el año
  • 4

Salvo un tramo donde hay un pequeño bosque de eucaliptos, el sendero no pierde de vista el río, que, será siempre la referencia a tener en cuenta durante el recorrido. A pesar de ello, existen algunas balizas con bandas en verde y blanco que confirman que se va por el buen camino. Habrá que obviar cualquier salida de este carril principal, ya que casi todos ellos se adentran en propiedades privadas colindantes. Hay que tener en cuenta que este enclave ribereño discurre entre cortijos históricos de Coín, como los de Santa Isabel, Santana, la Noria, Don Rincardo o la Viuda, entre otros.

  • 5

El camino se alargará durante casi dos kilómetros, hasta un punto en el que no se podrá seguir por el carril. Será el momento de regresar por el mismo itinerario hecho en la ida. En cualquier caso, habrá que evitar la tentación de tomar algún desvío para atajar, ya que no sólo es imposible sino que podría ser provocar el extravío.

La ruta discurre en casi todo momento junto al río Pereilas
  • 6

Este itinerario es idóneo prácticamente durante todo el año, ya que el Pereilas suele llevar agua durante casi todo el año, salvo excepciones. En cualquier caso, para realizarlo a finales de la primavera o principios del verano, se recomienda hacer esta ruta a primera hora de la mañana, ya que así, buena parte del recorrido se haría bajo la generosa sombra de eucaliptos y cañaverales, muy abundantes en esta zona de ribera.

Pequeño afluente que habrá que cruzar en esta ruta
  • 7

El camino para regresar será el mismo que el de la ida, si bien, en los dos últimos kilómetros se podrá buscar a la derecha un carril ancho que resulta más cómodo. Eso sí, estará más expuesto al sol que el anterior, lo que habrá que tener en cuenta especialmente en los días más calurosos del año.

  • 8

El Pereilas, que nace en la sierra de Alpujata, es uno de los ríos más importantes de esta zona del Bajo Guadalhorce. Sirve para regar numerosas huertas coínas que hay en su entorno antes de llevar sus aguas hasta el río Grande, uno de los afluentes más importantes del Guadalhorce. Actualmente, está protegido como Zona Especial de Conservación de Andalucía, la máxima protección europea dentor de la denominada Red Natura 2000.

Fauna y flora

Esta ruta permite conocer una interesante avifauna, que es muy similar a la que se pueden encontrar en otros ríos cercanos, como el Grande, del que es afluente, o el Fahala. En cualquier caso, habrá que estar muy atentos a las aves que sobrevuelan o merodean el cauce del río, ya que entre ellas abundan las garzas y las garcillas, pero, en ocasiones, se pueden ver otras especies de mayor envergadura o de mayor interés ornitológico.

En el curso del río se podrán ver también galápagos y anfibios. En lo que se refiere a flora, además de algunas adelfas, se puede ver una vegetación muy espesa en la ribera, que, desgraciadamente, no son especies autóctonas, como son los cañaverales y los eucaliptos. Entre estos últimos sobresalen ejemplares que rondan los treinta metros de altura.

El carril que hay que seguir es ancho en casi todo el recorrido. | En esta ribera abudan adelfas y eucaliptos. | Eucalitpos de casi treinta metros de altura

Temas

Coín

Fotos

Vídeos