Almogía-Llano del Espinar

Esta itinerario es uno de los senderos locales habilitados en Almogía para dar a conocer su entorno

Punto de partida/
Punto de partida
Javier Almellones
JAVIER ALMELLONESMálaga

Ubicación

Esta itinerario circular es uno de los senderos locales habilitados en Almogía para dar a conocer su entorno. En este caso, sirve para acceder al enclave conocido como Llano del Espinar, atravesado por el río del mismo nombre.

Ficha

Comarca
Valle del Guadalhorce
Nivel de dificultad
Media
Tipo de ruta
Circular
Duración aproximada
2 horas y media
Longitud del trayecto
6,5 kilómetros
Altura mínima
279 metros
Altura máxima
432 metros

Cómo llegar al punto de partida

El punto de partida de esta ruta está en el pueblo de Almogía. Concretamente, entre el albergue local y la Posada de Almogía, en la travesía urbana, se encuentra el arranque oficial tanto de ésta como de otras rutas, como una de las etapas del Camino Mozárabe o la que va hasta el monte de Sancti Petri (COORDENADAS 36.830272, -4.541189). Para llegar hasta allí se puede ir desde la barriada malagueña del Puerto de la Torre en un trayecto que no supera los 20 minutos. Otra opción más compleja es ir desde el nordeste desde Casabermeja, a través de la pedanía de Arroyo Coche.

Descripción de la ruta

  • 1

Cerca del punto de partida hay espacio suficiente para aparcar el vehículo. Una vez estacionado, habrá que cruzar a la acera opuesta del panel informativo para encontrar un carril de tierra que tiene las típicas señalizaciones jacobeas del Camino Mozárabe. La etapa de este itinerario que va hacia Villanueva de la Concepción sólo coincide en los primeros metros con esta ruta. Por tanto, habrá que estar atentos al lugar donde ambas se separan. No será complicado, ya que hay señales bien colocadas y muy claras. En este caso, habrá que girar a la derecha y continuar por un carril que hace de circunvalación del pueblo de Almogía.

Lugar donde se separan el Camino Mozárabe y esta ruta
Lugar donde se separan el Camino Mozárabe y esta ruta
  • 2

Durante el primer kilómetro, el camino perderá de vista el casco urbano de Almogía para proponer un cómodo paseo entre olivares y almendros. Eso sí, el contacto visual con el pueblo aparece poco después, cuando el camino comienza a descender hacia uno de los miradores habilitados en el pueblo –a la altura de la carretera MA-424-, que es uno de los hitos de esta ruta. Después de disfrutar de unas bonitas panorámicas con el telón de fondo del Torcal de Antequera, habrá que andar algunos metros por el arcén de la carretera para seguir posteriormente por otro carril por el que se dejará de ver de nuevo Almogía. Eso sí, se verá, a cambio, un bonito y abrupto valle.

  • 3

Tras el encuentro con la carretera, habrá que cruzarla para continuar por un carril de tierra que se adentra hacia el paraje conocido como el Llano del Espinar, que, a su vez, es atravesado por el río del mismo nombre. Para ello el camino descenderá de forma pronunciada para cruzar su cauce, en torno al cual se pueden ver no sólo olivos y almendros sino también fértiles huertas que aprovechan esta riqueza hídrica.

Primer tramo en ascenso de esta ruta
Primer tramo en ascenso de esta ruta
  • 4

Después de cruzar el río, tocará una dura subida por un carril que conecta con otra de las etapas del Camino Mozárabe. En este caso, la que conecta la Junta de Caminos del Puerto de la Torre con Almogía. Por tanto, en los últimos metros se podrán ver las señalética de este itinerario y el que lleva el nombre de Llano del Espinar, bautizado también como la Ruta 3 de Almogía.

Carteles indicativos de este itinerario
Carteles indicativos de este itinerario
  • 5

Tras una nueva bajada, se llega a una carretera de circunvalación de Almogía, que habrá que cruzar con precaución para acceder al casco urbano. Ahí tocará subir por sus angostas y empinadas calles, pasando junto a su plaza principal o su iglesia de la Asunción, para llegar hasta el punto de partida.

  • 6

Esta ruta es una buena excusa para conocer esta apacible localidad malagueña, que evidencia en su casco antiguo sus raíces andalusíes. Merece la pena recorrer sus empinadas calles para descubrir algunos de sus rincones más pintorescos, como los que están adornados con abundantes macetas.

Fauna y flora

La variada vegetación que se puede ver en este recorrido es autóctona y mediterránea. Así, se pueden verdes de especies propias de ribera, como el junco, la adelfa y la zarzamora, a otras plantas aromáticas y arbustos muy típicos de este tipo de monte bajo, como la bolina, el aldierno, la manzanilla (amarga y yesquera), el palmito, el hinojo, la retama, el lentisco, la jarablanca o el marrubio, entre otros. Entre las plantas de procedencia exótica, no faltarán ni chumberas ni pitas, que, eso sí, llevan siglos formando parte del paisaje botánico de Almogía. Por otra parte, en lo que se refiere a arboleda, además de los mencionados olivos y almendros, se pueden ver acebuches, algarrobos o encinas, entre otros ejemplares. En lo que se refiere a fauna, se pueden avistar, además de alguna cabra montés que habita en el entorno, muchos tipos de aves, desde perdices o tórtolas hasta cernícalos u otras rapaces de mayor tamaño.

Vista de Villanueva de la Concepción y del Torcal que se obtiene en esta ruta | Balizas que indican el camino a seguir, instaladas por un taller de empleo de Almogía | El palmito es una de las especies botánicas que se pueden ver en esta ruta

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos