Diario Sur

Alhaurín de la Torre - Málaga

Paraje natural de la Desembocadura del Guadalhorce
Paraje natural de la Desembocadura del Guadalhorce
  • Senderismo

  • Última etapa de la Gran Senda, entre la pedanía alhaurina del Peñón de Zapata y la zona oeste de la ciudad de Málaga

Ubicación

Última etapa de la Gran Senda, entre la pedanía alhaurina del Peñón de Zapata y la zona oeste de la ciudad de Málaga, donde tiene su principio y su fin oficiales este recorrido circular por la provincia. Para ello se atraviesa el paraje natural de la Desembocadura del Guadalhorce.

Cómo llegar al punto de partida

Para comenzar esta ruta hay que dirigirse hacia la barriada alhaurina del Peñón de Zapata (Coordenadas: 36.683043, -4.537038). Concretamente, hay que ir hasta la urbanización donde se sitúa el Centro de Servicios Integrados para el Impulso y el Desarrollo Estratégico Aeroportuario, un edificio de singulares características arquitectónicas, como un jardín vertical. En su entorno, se podrá dejar estacionado el vehículo correctamente. Para llegar hasta allí, lo más cómodo, salvo si se procede de Alhaurín, Churriana u otras poblaciones del entorno, es ir desde la hiperronda (A-7). Tras la salida de la autovía, habrá que tomar las indicaciones para el Peñón de Zapata.

La ruta tiene un interés ecológico gracias a la desembocadura del Guadalhorce

La ruta tiene un interés ecológico gracias a la desembocadura del Guadalhorce

El recorrido es prácticamente llano

El recorrido es prácticamente llano

Vega situada junto al Peñón de Zapata

Vega situada junto al Peñón de Zapata

Fauna y flora

En el primer tramo del recorrido, se podrá ver un paisaje eminentemente agrícola, con alcachofas y patatas, entre otros cultivos. Posteriormente, el interés biológico guarda relación con el Guadalhorce y su ribera. Además de una vegetación propia de estos hábitats, merece la atención la importante avifauna que se podrá observar en la desembocadura.

Allí se pueden ver ejemplares de especies como el cormorán, la malvasía, el porrón común, el buitrón, el ánade azulón, el avetorillo, el martinete, la cigüeñuela, el zampullín cuellinegro, el alcatraz o la espátula. También suelen divisarse algunas rapaces como las águilas pescadora y calzada o el aguilucho lagunero. Otras especies menos frecuentes que podemos ver son el calamón, la impresionante y escasa garza imperial, la esquiva cigüeña negra o la avoceta.