Diario Sur

Ruta de Arriate-Arroyo de la Ventilla

Inicio de la ruta
Inicio de la ruta
  • Senderismo

  • Este itinerario parte del casco urbano Arriate para adentrarse en la ribera del arroyo de la Ventilla

Ubicación

Esta ruta permite conocer uno de los enclaves ribereños más singulares de la provincia de Málaga. Se trata del bosque de galería que está situado en torno a la garganta del arroyo de la Ventilla, que está situado en su mayor parte en el término municipal de Arriate.

Cómo llegar al punto de partida

Este itinerario parte del casco urbano Arriate para adentrarse en la ribera del arroyo de la Ventilla. Concretamente, el sendero, que está convenientemente señalizado arranca desde la confluencia de las calles Málaga y del Prado, en uno de los extremos del núcleo de población (COORDENADAS 36.797683 -5.1370890 ). Es conveniente dejar el vehículo bien estacionado en el entorno del punto de partida, aunque es especialmente recomendable dejarlo en alguna de las entradas del pueblo y pasear por sus calles antes y después de la ruta senderista.

La ruta está bien señalizada por el Ayuntamiento de Arriate

La ruta está bien señalizada por el Ayuntamiento de Arriate

La vegetación es abundante y variada

La vegetación es abundante y variada

Fauna y flora

A su indudable atractivo geológico, hay que unir su biodiversidad, que, en algunos aspectos, supera a la que tienen algunos parajes naturales de Andalucía. Basta con citar a modo de ejemplo las 9 especies de helechos que se pueden encontrar entre sus más de 400 plantas. Entre ellas, están las típicas de ribera o las rupícolas, que se adaptan perfectamente a las zonas calcáreas existentes. Así, allí se pueden ver juncos, hierbas de San Antonio, cañas, salicarias, chopos, fresnos, álamos, olmos y sauces, en el entorno del río, y quejigos, encinas, higueras, helechos y otros ejemplares muy mediterráneos, en el perímetro de ambas orillas. Es también un lugar habitado por una rica fauna, con algunas especies fáciles de divisar si se va con el recomendado sigilo. Así, se han censado de momento más de cuarenta aves, como rapaces (azor, búho real, cárabo, mochuelo o lechuza) y ribereñas (lavandera cascadeña, chochín o martín pescador). Más esquivos son los mamíferos que lo habitan, aunque no es extraño percibir la presencia de zorros, comadrejas, ginetas o erizos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate