La Semana Santa de Málaga está de moda

La Semana Santa de Málaga está de moda
Salvador Salas
Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

No cabe duda de que la Semana Santa de Málaga está de moda. Como ejemplo no hay más que haberse dado una vuelta estos días por los rincones cofrades de la ciudad para evidenciar que es un fenómeno que cada vez más atrae a un mayor número de foráneos. Este Jueves Santo parecía que había aún más gente que otros años en las vías, plazas y esquinas esperando el discurrir de los desfiles procesionales. Y no sólo por Mena y La Legión. Al paso de cualquier hermandad no había menos de ocho o nueve filas de personas.

Para llegar a este punto álgido de la Semana Mayor ha sido fundamental la labor desarrollada a lo largo de las últimas décadas por cada corporación; la promoción y divulgación que se ha venido desarrollando por parte de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa y por administraciones públicas como el Ayuntamiento y la Diputación Provincial; la difusión que, por ejemplo, este año ha permitido la retransmisión por las cámaras de TVE a una audiencia potencial de 450 millones de personas; la proyección que la ciudad ha conseguido a nivel internacional como referente en los campos de la cultura y las nuevas tecnologías; y, fundamentalmente, la madurez que han alcanzado las cofradías malagueñas en cuestiones como el orden procesional, la mejora del patrimonio o la labor caritativa permanente a lo largo de todo el año.

A las cientos de miles de personas que abarrotaron en estos días las calles, en especial en la jornada de ayer, se sumó la presencia de hasta cinco ministros del Gobierno de España: María Dolores de Cospedal (Defensa), Juan Ignacio Zoido (Interior), Rafael Catalá (Justicia) e Íñigo Méndez de Vigo (Portavoz y titular de Educación y Cultura) –todos ellos participaron en los actos del traslado de Mena, donde Méndez de Vigo entonó incluso ‘El Novio de la Muerte’ y el himno de La Legión– y Álvaro Nadal (Energía y Turismo), que acudió por la tarde en visita privada para disfrutar de las procesiones.

A ello se unió el guiño hacia la Semana Santa de Málaga del presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, quien en un mensaje en la red social Twitter para mostrar su orgullo por esta conmemoración de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo y desear sus mejores deseos a las cofradías de toda España lo ilustró con una imagen de la Virgen del Rosario en sus Misterios Dolorosos, cotitular de la Hermandad de la Sentencia, en el momento en que un mayordomo de trono da los toques de campana.

Son días de miel para la Semana Santa de Málaga, pero no se debe caer en la autocomplacencia ni dormirse en los laureles. Ahora que se ha llegado a la cúspide el reto es mantener este nivel. Un reto que debe ser objetivo de todos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos