David Ruiz Martínez: «Estamos un poco estancados y hay que recuperar el esplendor de siempre»

David Ruiz, en una de las salas de la casa hermandad. /Eduardo Nieto
David Ruiz, en una de las salas de la casa hermandad. / Eduardo Nieto

David Ruiz Martínez. Hermano mayor del Huerto

Manuel García
MANUEL GARCÍAMálaga

Para el nuevo hermano mayor de la Archicofradía del Huerto, David Ruiz, la base de la unión de todos los hermanos y su contribución en la hermandad es clave para afrontar los próximos cuatro años de mandato y poder concluir los proyectos inacabados con que cuenta la corporación del Domingo de Ramos.

¿Desde cuándo pertenece a la hermandad?

–En la cofradía llevo diez años de hermano.

Un hermano que lleva relativamente poco tiempo.

–La verdad es que sí. Creo que a mí no me correspondía ser hermano mayor porque pienso que había otras personas por antigüedad y conocimiento que podrían serlo. Pero, de todos modos, lo veo como un paso de responsabilidad. La cofradía necesitaba un cambio y esa responsabilidad es lo que me impulsó a dar el paso. Evidentemente, el apoyo social es importantísimo y, por otro lado, al llevar poco tiempo en la cofradía, he pasado un poco desapercibido en el seno de la misma y, por tanto, por suerte me he llevado bien con todo el mundo al no posicionarme con unos o con otros. Y ahora estamos todos a una, remando hacia el mismo lado. Y eso es muy importante.

¿Ha tenido algún cargo en la junta de gobierno y en la procesión?

–Yo entré a formar parte de la junta de gobierno de la cofradía como diputado en el año 2010, con Jesús Morente de hermano mayor. También he sido capataz del trono de la Virgen de la Concepción durante cinco años.

¿Qué cambios necesita el Huerto?

–Creo que estamos un poco estancados. Hay que recuperar el esplendor de siempre. Somos una cofradía con muchísimos proyectos inacabados. Ponemos mucha ilusión en todo, mucho empeño, pero después lo dejamos. Tenemos un retablo inacabado desde hace muchos años, las bambalinas del palio del trono de la Virgen sin acabar... incluso el trono del Cristo también está inacabado según el proyecto de Juan Casielles. No es que nadie tenga culpa de eso, pero parece como un sambenito que nos hemos colgado nosotros mismos y hay que romper la tendencia. Nos hemos dedicado más a subsistir que a otra cosa. Necesitamos un cambio, una imagen nueva que rompa los moldes.

«Entre los proyectos pendientes está acabar el retablo de nuestra capilla»

¿Lo achaca a un problema económico más que a una posible desidia personal?

–Efectivamente. Todos los hermanos mayores y su equipo han hecho lo mejor para la cofradía. Pero ahora la creación de una gente nueva y joven hace que se realicen eventos, que tenga mayor presencia, por ejemplo, en las redes sociales. Un poco más abierto al público y que sea más participativa.

¿Ha influido también el cambio de sede social?

–El cambio de sede social nos afectó bastante. Hubo hermanos que querían quedarse y otros que deseaban irse. Evidentemente ha pasado, aunque yo no la viví prácticamente porque cuando entré en la cofradía ya estábamos ubicados en la sede actual. Ese prejuicio no lo tengo y tenemos que estar, y lo estamos, orgullosos de la magnífica casa hermandad que tenemos. Quizá es cierto que estamos un poco desubicados con la brecha del río Guadalmedina. Eso nos ha costado mucho adaptarnos al medio. Pero poco a poco estamos encajando en el barrio con cierto apoyo, pero es complicado. La verdad es que es difícil recuperar el encanto que tenía la plaza de los Mártires, pero nos sigue cada vez más gente, sobre todo, el encierro es un ejemplo.

«En diciembre habrá una exposición para celebrar la primera salida de la Virgen»

¿Qué proyectos llevará a cabo en este mandato?

–Uno que es muy sencillo y se llama hacer hermandad. El mayor tesoro que tiene una cofradía son sus hermanos. Es la base, lo fundamental. Apartir de ahí, se puede hacer todo. Nos olvidamos de lo esencial. Hay que consolidar la juventud, crear nuevos equipos de trabajo, un organigrama interno contando con todo el mundo, y, a partir de ahí, crecer todo lo posible. Y creo que se puede conseguir, porque aunque es una junta de gobierno nueva se cuenta con las personas mayores, sin olvidar los proyectos inacabados que antes he comentado.

¿Hay otras iniciativas?

–Soy partidario de acabar primero con todos los frentes que tenemos abiertos, pero hay que rehabilitar la casa hermandad pequeña, la creación del grupo sacramental, la recuperación de los columbarios del cementerio de San Miguel, y más cosas por ilusionarte, pero hay que fomentar el incremento de hermanos y la ilusión.

¿Qué labor social se lleva a cabo en la cofradía?

–Las cofradías que tenemos nuestra sede canónica en la parroquia de los Mártires tenemos un canon, una aportación mensual estipulada, además de nuestra colaboración en la Fundación Corinto, aunque no somos patronos, pero somos aspirantes y estamos trabajando en incrementar las ayudas en caridad y fomentar la formación religiosa.

¿Se celebrarán actos para conmemorar el 75 aniversario de la primera salida de la Virgen?

–En diciembre habrá una exposición en la casa hermandad para conmemorar la efeméride y el triduo en honor a la Virgen será especial utilizando el altar mayor de la iglesia.

Temas

Huerto

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos