Pablo Atencia: «No queremos imponer el nuevo recorrido oficial, sino convencer»

Pablo Atencia, en la tribuna oficial situada en la plaza de la Constitución, desde la que ha presidido las procesiones./Salvador Salas
Pablo Atencia, en la tribuna oficial situada en la plaza de la Constitución, desde la que ha presidido las procesiones. / Salvador Salas

«Nuestra Semana Santa está de moda y tiene una gran repercusión mediática fuera de Málaga», pone de manifiesto el presidente de la Agrupación de Cofradías

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

La Semana Santa que hoy termina ha sido muy buena y ha tenido una gran repercusión mediática fuera de Málaga. Así lo dice en esta entrevista el presidente de la Agrupación de Cofradías, Pablo Atencia. «La Semana Santa de Málaga está de moda en el exterior», asegura. Respecto a la aplicación de un nuevo recorrido oficial el próximo año, Atencia señala que no se trata de imponer ese proyecto, sino de convencer de sus ventajas para las cofradías y para los abonados de sillas y tribunas.

¿Qué balance hace de la Semana Santa que hoy se despide con la procesión del Resucitado?

–El balance hasta ahora es muy positivo. Hemos tenido una Semana Santa bastante tranquila; ha sido muy armoniosa. Esa percepción no es solo mía, sino que es compartida por mucha gente. La organización ha sido muy buena tanto en cuestiones de sillas y tribunas y de horarios e itinerarios como en temas de los dispositivos de seguridad establecidos. Además, ha acompañado la climatología.

Menos mal que la lluvia al final no ha impedido ninguna salida procesional, porque los cofrades pueden tenerlo todo preparado menos las condiciones meteorológicas.

–La organización y la armonía existentes entre los hermanos mayores hacen que estemos en contacto de forma permanente. Recuerde que los hermanos mayores del Domingo de Ramos se reunieron el día antes y los del Viernes Santo lo hicieron el Jueves Santo y planificaron un plan B por si había lluvia. En el caso del Domingo de Ramos eso hubo que ponerlo en marcha, pero el Viernes Santo no hizo falta. La coordinación y el trabajo en equipo dio buenos resultados.

«El crecimiento y la repercusión de la Semana Santa van en paralelo a los logrados por la ciudad» proyección

¿Considera que la Semana Santa de 2018 ha estado más protegida en temas de seguridad?

–Así ha sido. A raíz del incidente que se produjo el Lunes Santo del año pasado con el Cautivo se designó una comisión, que se ha reunido trimestralmente, para fijar una serie de objetivos y que hubiese una estrecha coordinación. Eso ha permitido que se haya desarrollado todo dentro de lo esperado. Quiero expresar el agradecimiento de la Agrupación al trabajo que hacen las fuerzas de orden público y a la concienciación que hay en las cofradías.

La difusión de las procesiones malagueñas ha sido este año mayor, lo que les ha dado más visibilidad fuera de la ciudad, ¿verdad?

–Entre los fines principales de la Agrupación están la promoción y la difusión. En esa línea estratégica hemos trabajado. Primero fue en Fitur, luego se estrenó el documental ‘Pasión de Málaga’, en el que hemos contado con el apoyo de Antonio Banderas en su difusión. Además, disponemos de un departamento de Comunicación, con Paco García y José Luis Pérez Cerón, que hace una labor muy buena. Asimismo, ha sido importante que TVE haya televisado por la 1, el Jueves Santo por la mañana, el desembarco de La Legión y el traslado del Cristo de la Buena Muerte y por la 2, el Jueves y el Viernes Santos, de 19.00 a 21.00, las procesiones. El jueves incluso ampliaron una hora más. Ha habido una audiencia potencial de hasta 450 millones de personas. Desde TVE nos han dado la enhorabuena por la Semana Santa y nos han dicho que estaban encantado con el resultado obtenido con las retransmisiones.

«Voy a volver a presentarme para presidir la Agrupación porque percibo armonía y unidad» elecciones

¿Está de moda la Semana Santa de Málaga?

–Estoy convencido de ello. Creo que nuestra Semana Santa está de moda fuera de Málaga. Además, lo está para quedarse. Desde un punto de vista mediático y social, el que viene a Málaga se va encantado. Aparte del orgullo que tenemos los malagueños por nuestra Semana Santa, su importancia se percibe en el exterior. El crecimiento y la repercusión mediática van en paralelo a la ciudad. Málaga está en el mapa y su Semana Santa también lo está.

¿A qué cree que se debe esa mayor proyección exterior?

–Al trabajo que se lleva a cabo durante todo el año. Es un orgullo para mí la relación que mantengo con los hermanos mayores, los delegados y los cofrades. Esa armonía me permite visitar todas las casas hermandad y comprobar que el mundo cofrade es una realidad. Se hacen las cosas bien, de manera eficiente. Veo que hay muchas personas generosas que se entregan a cambio de nada y dedican su tiempo a las cofradías. La actual Semana Santa es el resultado del trabajo que hicieron nuestros antecesores y de lo bien que lo hacen los actuales responsables de las cofradías.

«No me gustan los personalismos ni los presidencialismos; hay que trabajar en equipo» colaboración

¿Habrá un nuevo recorrido oficial en la Semana Santa de 2019?

–Estamos trabajando con el horizonte de 2019. Nosotros no queremos imponer un cambio de recorrido. En realidad, se trata de un proyecto global de mejora de la Semana Santa. El cambio del recorrido es una pata más, pero hay otras cuestiones relacionadas con la estética y la seguridad. También buscamos mejoras para los abonados y solucionar los problemas que tienen las cofradías. No queremos imponer el proyecto. Simplemente, queremos convencer de su bonanza. Finalmente, la decisión tendrán que tomarla los hermanos mayores después de hablarlo con sus cofradías. Yo comprendo que los cambios generan inquietud en muchos casos.  Estamos en un momento en que hay que analizarlo todo con perspectiva global y pensando si realmente puede ser un proyecto para mejorar la Semana Santa.

¿La decisión de esos cambios se tomará por unanimidad, por mayoría absoluta o cómo se hará?

–Este es un proyecto colectivo; tenemos que intentar que haya el mayor número de cofradías y de personas apoyando la iniciativa. El sistema de votación se decidirá en el momento en que haya sobre la mesa un proyecto definitivo. Ahí se verá qué cofradías están más a favor o en contra. Evidentemente, tendrá que haber una mayoría muy cualificada. Eso está claro. Es notorio que en un cambio tan sustancial es necesaria una mayoría cualificada.

Si no pudiera ser para 2019, ¿se seguirá trabajando para 2020?

–Llevamos ya tres años trabajando en este tema. El compromiso que se adquirió en la junta de gobierno de la Agrupación fue abrir este debate, porque en el mundo cofrade se considera que hay que hacer algún cambio. Coincidimos prácticamente todos en que es necesaria una serie de cambios. El recorrido oficial es el mismo de los años 20 del siglo pasado cuando había menos de la mitad de cofradías actuales. Contamos con un centro histórico pequeño y poco permeable. La disposición de la tribuna principal impide posibles vías de evacuación y de salida de procesiones. También hay interés en que el entorno de la Catedral esté en el recorrido oficial.

En caso de llevarse a cabo el cambio, ¿se contará con la opinión de los abonados de sillas y tribunas?

–Claro. Por eso, este un proyecto colectivo. Por un lado, están las cofradías y con esta propuesta se intenta resolver los problemas de horario e itinerarios. Por otro lado, cuando nos pongamos de acuerdo, y haya algo concreto, tendremos que hablar con los abonados y hacerlos partícipes, explicándoles el proyecto y haciéndoles ver las ventajas.

«Es un honor para nosotros que vengan ministros y la presidenta de la Junta de Andalucía» políticos

En menos de tres meses habrá elecciones en la Agrupación. ¿Se presentará a la reelección?

–Las elecciones serán en junio. Yo ya he transmitido a los hermanos mayores y a los delegados de las cofradías mi disposición a presentarme si ellos lo tienen a bien. Yo me encuentro a su entera disposición, porque estoy muy contento por cómo han discurrido los tres últimos años. Percibo mucha armonía y empatía entre los hermanos mayores y los cofrades. Tengo ilusión ante los nuevos retos que hay que abordar.

¿Prefiere que haya una sola candidatura o no le importa que haya dos como pasó hace tres años?

–Yo percibo bastante armonía y unidad. Esas son las premisas por las que he decidido continuar. Si no viera que hay satisfacción o que lo hecho en estos tres años no fuese suficientemente reconocido, no me presentaría. Si lo hago es porque percibo el cariño y porque sé que este es un proyecto colectivo. No me gustan los personalismos ni los presidencialismos. Las cosas deben hacerse en equipo.

Dejando a un lado el posible cambio de recorrido oficial, ¿qué otras cuestiones hay que mejorar?

–La Semana Santa de ahora es el resultado de la que se diseñó hace 30 o 40 años. Nosotros tenemos que diseñar la de los próximos años. Hay una serie de pilares conceptuales y filosóficos en los que debemos apoyarnos. Así, tenemos que estar abiertos a la sociedad; tiene que haber muchísima participación en las junta de gobiernos de las cofradías y de la Agrupación; hay que darle un papel importantísimo a la juventud. Muchos de los jóvenes ya participan en las juntas de gobierno. Es necesario buscar el equilibrio entre la juventud y la veteranía. Esa es la clave del éxito cofrade.

Hace unos días, defendió usted que se dé una mayor relevancia a la mujer en los cargos directivos de las cofradías.

–La Semana Santa de Málaga fue pionera en la incorporación de la mujer a las filas de nazarenos y a las juntas de gobierno. En las cofradías de Málaga hay igualdad de derechos y de oportunidades. Por eso, invitamos a las mujeres a que, en la medida de sus posibilidades, se incorporen en mayor medida a cargos de responsabilidad en las juntas de gobierno.

Esta Semana Santa se ha contado con la presencia de cuatro ministros y de la presidenta de la Junta de Andalucía. Hay gente que critica que los políticos acudan a las procesiones. ¿Cuál es su opinión sobre ese asunto?

–Es un honor para nosotros que vengan ministros del Gobierno de España y la presidenta de la Junta, que estén el alcalde y distintos representantes institucionales. Es bueno que conozcan nuestra realidad y la generosidad del mundo cofrade. No solo apoyamos la presencia de los políticos, sino la de todo tipo de personas que vienen de fuera. Es algo relacionado con el espíritu cosmopolita del malagueño.

¿Está satisfecho con que su cofradía (Estudiantes) adelantase a media tarde el acto de la plaza del Obispo?

–La sensación es que ha sido un cambio para mejor, en consonancia con lo que hablamos del cambio del recorrido oficial. Tenemos la obligación de trabajar en la mejora continua, porque eso garantiza el futuro.

Las obras son enemigas de las cofradías y de las procesiones. ¿Cómo se aborda ese asunto?

–Los cofrades somos de Málaga y convivimos con la ciudad. Nuestras palabras solo pueden ser de agradecimiento para el Ayuntamiento y para la oficina del Metro, que depende de la Junta de Andalucía, porque el asunto de las obras se ha salvado muy bien en los tres últimos años. Cuando tuvimos noticias del problema del socavón de la calle Tejón y Rodríguez, todo el mundo se puso a disposición de las cofradías. En ese asunto, se han tomado una serie de medidas adicionales de seguridad. Nosotros convivimos con la ciudad y cuando surge algún problema, nos sentimos atendidos y amparados.

¿Cuándo estará acabado el trono del Cristo Resucitado?

–El compromiso de los doradores es que esté para este verano. Luego se presentará y quedará en exposición en la Agrupación.

Antes de terminar la entrevista, ¿qué desea añadir?

–Quiero tener un recuerdo especial para nuestro querido Antonio Garrido. Todos nos acordamos mucho de él, porque era una figura muy entrañable y una persona generosa que siempre daba su consejo cuando se le pedía. Por otro lado, deseo que Antonio Guadamuro se recupere cuanto antes y que pronto esté en plenitud de facultades. Hablo con él constantemente y veo que está mucho mejor. También destaco el trabajo del pintor del cartel oficial, José María Ruiz Montes, y de Santiago Souvirón, pregonero de este año. Asimismo, doy las gracias a la ciudad por cómo quiere a la Semana Santa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos