Manuel Sánchez Salcedo: «No nos planteamos sustituir la advocación de la imagen del Mutilado»

Manuel Sánchez, delante de la fachada de la sede canónica de la corporación, la iglesia del Sagrario./Eduardo Nieto
Manuel Sánchez, delante de la fachada de la sede canónica de la corporación, la iglesia del Sagrario. / Eduardo Nieto

Manuel Sánchez Salcedo. Hermano mayor de la Cofradía del Mutilado

Manuel García
MANUEL GARCÍAMálaga

Con el respaldo de una amplia mayoría de los hermanos, refrendado en el cabildo del pasado jueves, el hermano mayor de la Cofradía del Mutilado, Manuel Sánchez, comienza a trazar su hoja de ruta para restituirle las piernas al Cristo, con el objetivo de que el Crucificado vuelva a procesionar por las calles de Málaga en Semana Santa como una cofradía más.

«Nos gustaría salir el Jueves Santo, pero acataremos lo que la Agrupación de Cofradías nos dicte»

¿Satisfecho con el resultado de la votación del cabildo?

–Estamos muy contentos. Sobre todo por el sentido de unidad que ha habido en la hermandad, ya que el tema era muy sensible, muy delicado, y una de las cosas por la que se puede sentir satisfecha la cofradía es la elegancia con la que se discutió. A pesar de que algunos de los hermanos tuvieran opiniones divergentes, siempre se trató con el máximo respeto y no hubo ningún altercado. La reunión se desarrolló bastante bien y fue un día histórico para la cofradía. Después nos fuimos todos, tanto los que votaron a favor y los que lo hicieron en contra, a tomarnos algo. Por tanto, reitero el sentido de unidad.

Algún hermano cree que esta decisión se podría impugnar. ¿Conoce si existe esta posibilidad pese al respaldo mayoritario del cabildo?

–Lo desconozco, pero me extrañaría debido a que la mayoría del cabildo ha sido bastante elevada. Estamos hablando de 44 votos a favor y ocho en contra. Plantear una impugnación tras ese sentimiento mayoritario sería extraño. Y, sobre todo, ¿en base a qué?

«El 14 de febrero se bendecirá el nuevo guión, obra de Joaquín Salcedo, en el primer día de triduo»

¿Aprobó el Obispado la reforma de los estatutos que incorpora la talla de la Virgen?

–Se hizo una reforma total de los estatutos para adaptarlos a los estatutos base de la Diócesis, se presentó en el Obispado y está pendiente de su aprobación. Y, por tanto, se aprovechó para incorporar la nueva imagen de la Virgen como cotitular de la hermandad.

¿Tendrían que incluir ahora en los estatutos la restitución de las piernas al Cristo?

–Creo que no es necesario porque a día de hoy no tenemos constancia de ello, pero si así fuera, se consultará y se hará sin ningún tipo de problema.

«No nos planteamos sustituir la advocación de la imagen. Si el Obispado nos lo indica, lo estudiaremos»

¿Esta iniciativa es síntoma de una juventud emergente en la cofradía con otra mentalidad diferente?

–Ha sido fruto de la oración. Hemos agotado todas las vías posibles para que el Cristo volviera a procesionarse y finalmente hemos optado por esta decisión. Se ha reflexionado mucho sobre ello y precisamente las personas más mayores han sido los más proclives a realizar el cambio porque, pese al sacrificio, creen que es lo mejor para la cofradía.

¿Cómo quedaría la situación de la bula papal?

–El privilegio del Cristo que goza la cofradía lo puede o no ejercitar. Es un derecho pero no una obligación.

¿Cuáles son los pasos a seguir a partir de ahora?

–Evidentemente, restaurar el Cristo. Tras la aprobación del proyecto, ahora tenemos que contar con el visto bueno de Patrimonio del Obispado y la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. Mi deseo sería que Juan Manuel Miñarro iniciara los trabajos de restauración a mitad del mes de abril de este año, y se supone que tardaría unos seis o siete meses. Después volverá a recibir culto interno.

¿Se notará la diferencia de la restauración o se va a unificar la policromía?

–La restauración se basará en lo que dicten los técnicos de Patrimonio y la Junta.

¿Cuándo solicitará reagruparse y la salida procesional?

–Durante la restauración iremos preparando todo lo que supone una estación de penitencia e ir adelantando trabajo. Ver cómo está el trono, posible modificación o restauración, todo lo que supone contar con el hábito de los nazarenos... Y ya hemos empezado los cambios porque el viernes 14 de febrero se presentará y bendecirá el nuevo guión de la cofradía, obra de Joaquín Salcedo, durante el primer día del triduo al Cristo. Incluso el área de albacería está estudiando la posibilidad de realizar algún cambio en el altar de forma extraordinaria para estos cultos, ya que será la última vez que se celebren con la imagen en su estado actual. Pero la hoja de ruta es que la cofradía sea una cofradía más de Málaga.

¿La intención es volver a salir el Jueves Santo?

–Por motivos históricos nos gustaría salir en procesión el Jueves Santo, pero no es nuestro debate. La idea es que hagamos nuestra estación de penitencia como una cofradía más con independencia del día que sea. En ese caso acataremos lo que la Agrupación nos dicte. Por otro lado, nos gustaría procesionar a la Virgen, pero eso será muy a largo plazo.

¿Ha pulsado la opinión de la Agrupación y el Obispado para realizar la salida procesional?

–No. Lo primero es contar con la aprobación de la restauración del Cristo y la reforma de los estatutos y después nos plantearemos dar el otro paso. Lo que sí es verdad es que la cofradía siempre ha sido muy agrupacionista y nos encantaría volver a ella. Sin imponer nada y con una clara vocación de servicio a la Iglesia y a la Semana Santa de Málaga.

¿Se plantea sustituir la advocación de la imagen?

–Inicialmente no nos lo planteamos. ‘Motu proprio’ no vamos decidir eso. Si el Obispado nos indica que tenemos que cambiarla, ya lo estudiaremos con los hermanos.

¿Se están adaptando los enseres antiguos retirándoles la simbología franquista?

–Yo no diría que los enseres tienen una gran simbología del régimen como la gente piensa, sino más bien el escudo del Cuerpo de Mutilados. Es decir, un cuerpo militar que se extinguió en 1992. Pero son pequeños detalles que se estudiarán también y se hará lo que los hermanos quieran.

¿El patrimonio se encuentra en buen estado?

–Lógicamente, después de los años que lleva sin procesionarse, el trono necesitará una restauración, pero no está tan mal, y el resto de enseres está en buen estado de conservación.

¿Ha suscitado la noticia mucho interés y expectación?

–Muchísima, porque la gente quiere ver la cofradía en la calle. Además que notamos un interés importante para participar en una futura salida procesional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos