La lluvia desluce la visita anual al Cristo de Medinaceli

Los devotos, este viernes./Salvador Salas
Los devotos, este viernes. / Salvador Salas

Aún así, han sido muchos los malagueños que se han acercado esta mañana hasta la Iglesia de Santiago para visitar al Señor en el primer viernes de marzo

PABLO MARINETTOMálaga

Es el primer viernes de marzo y, aunque la lluvia ha deslucido la jornada, un año más, la tradición se ha impuesto en la Iglesia de Santiago. El altar mayor del templo acoge la imagen del Cristo de Medinaceli para que sus devotos puedan pasar a rendirle culto, depositar las tres monedas y hacer las tres peticiones.

Más

Este acontecimiento, que comenzaba a las 8.00 de la mañana y que se prolongará hasta las 00.00 horas, es una cita marcada a conciencia en el calendario de los más devotos, aunque también han sido varias las familias que han desfilado ante el Señor. Y es que, como explica María Victoria Jiménez, se trata de una devoción que se transmite de padres a hijos.

«Fíjate, a pesar del día que hace, aquí estamos un año más», comentaba agarrada del brazo de su hija. «Vengo con ella desde que era pequeña y espero que ella haga lo mismo con sus hijos», añadía.

Salud y trabajo eran las peticiones más sonadas esta mañana en Santiago. «No vengo a pedirle nada en concreto. Hasta el momento ha cuidado de mí y de mi familia y solo vengo a decirle que, al menos, nos mantenga como estamos», explicaba Ana Moreno, que no podía evitar las lágrimas.

A las 11.30 horas tendrá lugar un rosario en el interior del templo y posteriormente, una eucaristía a las 12.00 horas. Este año, la imagen, que es obra del malagueño José Navas Parejo y una réplica del original que se venera en la basílica de Medinaceli, en Madrid, vuelve a su sede canónica para su festividad, después de las reformas acometidas en la Iglesia de Santiago hasta mayo del pasado año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos