LA LÁMINA DE LA ESPERANZA

Garrido, en el pregón del 25 aniversario de la coronación de la Virgen de la Esperanza. :: sur
/
Garrido, en el pregón del 25 aniversario de la coronación de la Virgen de la Esperanza. :: sur

PEDRO LUIS GÓMEZ

LA Lámina es el título de la sección cofrade que Antonio Garrido mantiene semanalmente desde hace años en estas páginas de SUR. Por unos días, esperemos que no muchos, este espacio será ocupado por El Encierro. Lámina y Encierro son 'compañeros' de viajes en las letras de estas páginas desde hace más de un cuarto de siglo, cuando en 1991 SUR puso en marcha 'Pasión del Sur'. Antes también existían, pero no con sus denominaciones. Siempre habíamos pensado publicar entre los dos un libro con La Lámina y El Encierro, pero siempre decíamos que ya lo veríamos más adelante. Garrido, como saben, está ahora recuperando su salud tras un grave mal rato. Un ictus cerebral lo mantiene internado en Carlos Haya, aunque gracias a Dios, cada hora que pasa se aprecia una mejoría. No va a ser cosa de coser y cantar, porque el tema no ha sido un resfriado, ni mucho menos, pero la fortaleza de Antonio Garrido va a conseguir superar este difícil trance. Pero nadie escribirá La Lámina en su ausencia. Aquí estará este 'cacho de papel' esperándolo para volver a recoger parte de su inmensa sabiduría, su enciclopédico saber. El próximo sábado día 18 quien firma este Encierro dará el pregón del V Centenario de la Virgen de los Ángeles, la que da nombre al asilo y al barrio que protege, y Garrido iba a estar allí. No lo hará físicamente, pero sí personalmente. Ahora ya les anuncio que será el pregonero del 501 aniversario, una fecha muy comercial por cierto, tal como en su día me lo pidieron Luis Plaza y Adolfo Crespo Ruiz de la Herranz, dos de los 'ángeles' que hacen que el asilo siga abierto, y tal como les prometí iba a intentar. Dicho y hecho. Seguro que en noviembre de 2018 Antonio Garrido dará ese pregón, porque aunque él 'oficialmente' se retiró de tales menesteres al cantarle a su Virgen de la Esperanza con motivo del aniversario de su coronación, y tras haber sido pregonero de todo, este canto a la Virgen humilde que vela por los más necesitados ya digo que sí lo va a dar.

Lámina y Encierro han ido siempre de la mano, y lo seguirán haciendo. Por eso, este de hoy se titula 'La Lámina de la Esperanza', con un juego de palabras que contiene la sección de Garrido y la invocación a su Madre, la Virgen de su corazón y de su alma. Garrido Moraga es una enciclopedia, un lujo para Málaga, pero ocurre que muchas veces hay quienes son tan torpes que al tener lo mejor delante de sus ojos a diario no lo valoran. Allá ellos. Nosotros, en Málaga, su Semana Santa y sus cofradías, tenemos el privilegio de contar a quien les escribe y les canta las cosas como sólo él sabe hacer. Lámina y Encierro siempre han sido un complemento, como esos pregones a dúo que patentamos y creamos sus autores. En 1991, en el Teatro Cervantes, se dio el primero en la historia. Después hubo más, y los dos planeábamos un tercero, el definitivo, para dentro de unos años. ¡Menudo mal rato, hermano! Pero, lo vamos a dar, seguro.

Garrido tiene muchas cosas que escribir aún. Las páginas de la Semana Santa y de la historia de Málaga están pendientes de sus historias, de sus comentarios, de sus reflexiones. Hay mucho por hacer, por eso este vacío será temporal, y esperemos que muy breve. Dentro de poco tendremos a este nazareno verde de nuevo en plena actividad. Su Virgen perchelera y su Cristo trinitario lo van a proteger y ayudar a a salir adelante, ayudados por la ciencia y los buenos cuidados médicos. Está muy bien atendido por el amor de los suyos, muy vigilado... Tiene a muchos pendientes de él. Ya mismo estará en este rincón otra vez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos