José María Ruiz Montes pintará el cartel anunciador de la Semana Santa de Málaga de 2018

Ruiz Montes, en su estudio. / SUR

El joven artista malagueño es uno de los máximos exponentes de la escultura religiosa aunque comenzó su trayectoria como pintor

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

José María Ruiz Montes será el encargado de pintar el cartel anunciador de la Semana Santa de Málaga de 2018, según aprobó la Agrupación de Cofradías por unanimidad en su reunión de este jueves. Aunque conocido por su faceta como imaginero, donde está considerado como uno de los máximos exponentes de la escultura religiosa española, los inicios del joven artista malagueños están vinculados a la pintura.

«El encargo me lo ha hecho esta misma mañana el presidente de la Agrupación, Pablo Atencia, y el primer sorprendido he sido yo. Comencé mi trayectoria artística en los primeros talleres con la pintura pero ahora no la desarrollo más que en los dibujos que hago para los bocetos de mis obras escultóricas», relató a SUR Ruiz Montes.

El imaginero manifestó que asume este encargo con «mucha responsabilidad» por varios factores como son el hecho de que la pintura es una disciplina artística que no desarrolla habitualmente y por lo que supone realizar el cartel de la Semana Santa de Málaga. «Ahora mismo estoy asimilando el encargo y no me ha dado tiempo a pensar siquiera la temática. Intentaré que cumpla las expectativas que han puesto en mí», afirmó.

Nacido en Málaga el 8 de junio de 1981, casado y padre de tres hijos, José María Ruiz Montes ha vivido toda su infancia en el barrio de Ciudad Jardín, donde cursó sus estudios de infantil y primaria en el colegio público Alegría de la Huerta. Hijo de padres malagueños, está vinculado desde pequeño al mundo de las cofradías, en especial a la Archicofradía de Pasión, de la que es hermano.

En sus inicios como artista se dedicó a la pintura, pero por la afición de su madre comenzó a orientar su trabajo cada vez más a la escultura, faceta en la que se ha convertido en un auténtico referente nacional. Sus primeros pasos los dio con el escultor Agustín del Pino, en Puente Genil, y más tarde ingresó en la Escuela de Artes y Oficios, donde recibió clases de Suso de Marcos y Nélida Fernández.

En el año 2003 abrió su propio taller en el barrio de su infancia, donde culminó su primer encargo: Santa María de la Natividad para la Parroquia de la Natividad del Señor. Entre sus obras religiosas destacan el Santísimo Cristo de la Caridad, titular de la hermandad del Cristo Yacente de Fuengirola; la talla del Dulce Nombre de María, para la parroquia del Dulce Nombre, de la barriada de Los Prados, en la capital; o el catafalco para el grupo escultórico del Cristo de la Paz y la Unidad de la Hermandad del Monte Calvario de Málaga. Entre las civiles, sobresale el monumento en bronce al almirante malagueño Augusto Miranda y Godoy para Archidona.

Actualmente trabaja en proyectos como el conjunto de relieves para el futuro trono del Cristo del Perdón, un Sagrado Corazón de Jesús para la Iglesia del Carmen de Los Boliches, el conjunto de relieves para la Hermandad de la Salud de Málaga, un crucificado para la ermita de la Virgen de Gracia en Puertollano) y un crucificado para la pro-hermandad de la Santa Cruz, de Priego de Córdoba.

Fotos

Vídeos